Sociedad

null

Hemeroteca > 26/07/2002 > 

España logra la escolarización de los niños gitanos, pero no su integración en la escuela

Nueve de cada diez niños gitanos se encuentran escolarizados en las aulas españolas. Un avance significativo en la lucha contra el analfabetismo y la exclusión social pero en donde todavía falta mucho camino para erradicar el absentismo y lograr la plena integración de estos menores en la escuela.

Actualizado 26/07/2002 - 08:38:05
MADRID. «Es necesaria una mayor adaptación y apertura de la institución educativa a la diversidad y al hecho intercultural». Así lo reconocía ayer el director de la Fundación Secretariado General Gitano (FSGG), José Manuel Fresno, que presentó el informe «Evaluación de la Normalización Educativa del Alumnado Gitano en Primaria» y que ha contado con el apoyo del Ministerio de Educación y de Unicef. La escuela española tiene todavía una asignatura pendiente: el logro de la plena integración de los niños gitanos.
No obstante, su escolarización ha experimentado un importante avance durante los últimos veinte años. Así, conviene recordar que en 1978 sólo acudía a la escuela un 55 por ciento y la tasa de analfabetismo de los gitanos mayores de diez años alcanzaba el 64 por ciento. La situación hoy en día es bien distinta: el 94 por ciento del alumnado ha iniciado su escolarización a los seis años o antes, por lo que sigue las pautas educativas del resto de los escolares.
El reto de la asistencia
Pero el reto al que se enfrenta la comunidad educativa no se centra ya en la escolarización, sino en la continuidad de la asistencia. Si el absentismo y el fracaso escolar constituyen una de las principales preocupaciones de educadores y padres, dentro del alumnado gitano esta cuestión cobra especial relevancia. Sólo el 69 por ciento de los niños y niñas gitanas asiste de forma continuada a la escuela, mientras que el resto -un 31 por ciento- se ausenta durante periodos de más de tres meses e incluso algún un curso completo. Una circunstancia que, según Fresno, «conlleva enormes dificultades para la adquisición de hábitos y normas escolares, así como graves problemas de adaptación académica y social del alumno, que se reflejan en la falta de hábitos de trabajo y los altos niveles de fracaso escolar».
¿Por qué faltan a clase? Según el estudio, además de la inadaptación y del fracaso escolar, las causas principales «parecen deberse a la gran distancia que existe entre los gitanos y la cultura escolar». En concreto, se señala que influyen los altos grados de analfabetismo en las familias, las condiciones económicas en las que viven muchas de ellas, los trabajos temporales que obligan a los padres a emigrar, la edad temprana de incorporación del alumno gitano al trabajo o de la alumna gitana al rol femenino. No obstante, el 33 por ciento del alumnado gitano tiene un rendimiento académico similar o superior al de la media de sus compañeros, aunque un 31 por ciento se encuentra muy por debajo de la media. Ahora bien, como a la mayoría de los escolares, no les gustan los deberes para casa: el 56 por ciento sólo los hace ocasionalmente o nunca.
La familia, factor clave
La importancia de la familia resulta clave para lograr la implicación de sus hijos en la escuela, por ello se insistió en «la necesidad de emprender medidas por parte de los servicios sociales para sensibilizar a los padres». No obstante, la mayoría de ellos tiene clara la importancia de la escuela. Así, el 85 por ciento de los niños asisten al colegio por iniciativa de la familia, aunque todavía hay un 15 por ciento que necesita de la intervención de los servicios de apoyo. Cabe señalar que a un 36 por ciento de las familias les gustaría que sus hijos fueran a la Universidad.
Pero a pesar de los esfuerzos y de los significativos avances, la integración total en la escuela de los niños gitanos continúa siendo una asignatura pendiente. Así se deduce de datos como que el 43 por ciento de los niños gitanos se relacione en el recreo «únicamente con alumnos de su etnia», que el 33 por ciento esté situado dentro de clase en lugares que no favorecen su integración o que más de la mitad nunca hable con sus compañeros de su cultura y costumbres.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.