Cataluña

null

Hemeroteca > 26/05/2008 > 

A. G. Porta explora «el vértigo metafísico» en «La geografía del tiempo»

DAVID MORÁNBARCELONA. Se suele decir que las novelas de A.G. Porta (Barcelona, 1954) no se pueden explicar, y eso es precisamente lo que sucede con «Geografía del tiempo» (Acantilado), artefacto

Actualizado 26/05/2008 - 02:58:34
DAVID MORÁN
BARCELONA. Se suele decir que las novelas de A.G. Porta (Barcelona, 1954) no se pueden explicar, y eso es precisamente lo que sucede con «Geografía del tiempo» (Acantilado), artefacto literario en el que el autor barcelonés entrelaza personajes muertos, un cazador de extraterrestres y reflexiones sobre el vértigo metafísica para pergeñar un relato imposible que viene a recordarnos «la imposibilidad de medir la realidad de los espacios en los que nos movemos». «Si tuviésemos que decir que pasa exactamente en «La geografía del tiempo» no creo que pudiésemos hacerlo a ciencia cierta», aseguró Jaume Vallcorba, editor de una obra que estrecha aún más el círculo creativo de Porta. «Toda mi obra está emparentada de cierta manera, ya que hay personajes que atraviesan los libros», explicó Porta.
De hecho, «Geografía del tiempo» parte de la anterior novela del autor barcelonés, «Concierto del No Mundo», para desarrollar la historia de la joven pianista que quiere cambiar la música por la escritura. «Cree haber encontrado una historia que es la que se va desarrollando en este libro», apuntó Porta. Y esa historia no es otra que la de un cazador de extraterrestres que «se consume en la eternidad» de una Ciudad del Espacio patrullando las calles y fotografiando cadáveres para su archivo. «Evidentemente hay ciencia ficción y también una parte detectivesca pero, más que una mezcla de géneros, es una novela metafísica», explicó el autor sobre una novela que «sería como la uña» de «Concierto del No Mundo».
Enfrascado en una nueva obra que, asegura, acabará de ligar defintivamente sus siete novelas -«aunque no como si fuesen una saga», puntualizó-, Porta reconoció que «Geografía del tiempo» puede ser vista como «una historia dentro de otra historia», aunque no de un modo convencional. «La novedad es que una de las historias, muy breve, no aparece en la novela, sino en la contraportada del libro. Es ahí donde descubrimos cosas que no estaban ni en esta novela ni en la interior», explicó. Lo que sí que aparece es un retrato de Hong Kong, ciudad que Porta conoce bien y de cuyo recuerdo se ha servido para construir es Ciudad del Espacio de grandes edificios que ya le ha valido alguna comparación con «Blade Runner».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.