Cataluña

null

Hemeroteca > 26/04/2002 > 

La biografía de los libertadores reconstruye la América de las emancipaciones nacionales

Actualizado 27/04/2002 - 23:57:32
BARCELONA. Las biografías de Francisco Miranda, Simón Bolivar, José San Martín, Bernardo O´Hig gins, Thomas Cochrane, Agustín Itúrbide y Pedro I de Brasil, debidamente entrelazadas; son el cañamazo sobre el que Robert Harvet aborda las luchas ocurridas entre 1810 y 1830 para la emancipación de Hispanoamérica. «Los libertadores» ha sido publicado en España por RBA y recoge siete prototipos del movimiento romántico que lleva a la lucha, empezando por el precusor Francisco Miranda, que fue favorito de Catalina II, general en la Revolución Francesa, dirigió los primeros desembarcos en la costa venezolana y acabó por morir en una de las mazmorras del arsenal de la Carraca. ¡Triste destino, el de los precusores!
El ciclo de las revoluciones
La serie de independencias de los países hispanoamericanos fue posible por el llamado ciclo de las revoluciones atlánticas que de 1775 a 1800 produjo la independencia de los Estados Unidos y la Revoluciónfrancesa, poniendo en un brete tronos e imperios, la invasión bonapartista creó un vacio de poder que fue llenado con las juntas patrioticas que llevaron a la clase criolla al gobierno.
Exiliados hispanoamericanos, a ventureros que se quedaron sin trabajo tras las contiendas napoleónicas e idealistas que nunca faltan formaron las sucesivas invasiones que reforzaban a los rebeldes americanos. Venezuela, con el apoyo de los llaneros de Boves a las autoridades españolas, fue el lugar donde más sangre corrió y más crueles represalias realizaron ambos bandos. En Perú, coincidieron las columnas de Bolivar que bajaban del Norte y las que comandaba San Martín procendentes del Sur.
Fue una lucha épica, en la que no se daba ni se pedía cuartel. Chacabuco, Maipú, Carabobo, Boyacá, Junin o Ayacucho permitieron alzar monumentos que rezaban «Gloria a vencedores y vencidos». Pese a la enorme carga emotiva de la dilatada lucha que se desarrolló a lo largo de dos décadas, poco se había escrito con óptica actual. Salvo la gran biografía «Simón Bolívar», de Madariaga, en un cicloque pronto va a cumplir el segundo centenario. Harvet se ha beneficiado de la abundante documentación existente sobre la formación de la Legión Británica y su intervención en la lucha, así como la actitud de Inglaterra a lo largo de la lucha. Por un lado, muchos miles de soldados, en dique seco, tras las campañas napoleónicas, ingleses e irlandeses buscaron la fortuna en América, con desigual resultado. Gran Bretaña veló siempre por sus intereses, fue sucesivamente aliada y enemigade España y su diplomacia se careterizó por su duplicidad, en todo momento.
La sublevación de Riego fue la puntilla final para las esperanzas españolas de permanecer en el continente americano. Obra interesante, para ser leida poco a poco, escrita con desenfado anglosajón, que permite un distanciamiento difícilo de lancanzar por los autores hispanos o ultramarinos, en los que suelen sobrar pasión y adjetivos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.