Internacional

null

Hemeroteca > 26/02/2003 > 

Doble atentado en Caracas contra la Embajada española y el Consulado colombiano

El ataque se produce tras las críticas del pasado domingo del presidente venezolano, Hugo Chávez, a los Gobiernos de Estados Unidos, España y Colombia

Actualizado 26/02/2003 - 00:56:54
La Embajada española en Caracas tras el atentado. EPA
La Embajada española en Caracas tras el atentado. EPA
Un doble atentado terrorista ocurrió ayer en Caracas. El primero se produjo a las 02:00 (hora local) de la madrugada en la Embajada de España y quince minutos después en el Consulado de Colombia, dejando un saldo de 6 heridos leves entre los vecinos de ambas misiones diplomáticas.
La explosión casi simultánea de las dos bombas de alta potencia fue atribuida a la desconocida «Fuerza Bolivariana de Liberación. Coordinadora Simón Bolívar. Milicias urbanas», cuyas octavillas se encontraron alrededor de la Embajada de España.
La sede diplomática de España, situada en el Municipio Chacao, no sufrió muchos daños pero sí la Oficina de Cooperación Iberoamericana así como los dos primeros pisos de los edificios aledaños cuyas ventanas de vidrio y portales quedaron destrozados.
En cambio la estructura del edificio de tres niveles del Consulado de Colombia en la zona de Chacaíto resultó parcialmente destruida. Su fachada de vidrio, paredes y columnas fueron reducidas a escombros por la explosión. Los comercios y viviendas vecinas también fueron afectados.
Según la investigación de los bomberos y la Policía, la explosión del consulado colombiano fue más grande que la de la Embajada de España. Por su magnitud la bomba tenía 5 kilos de material explosivo C-4.
Explosivos «políticos»
El alcalde del municipio Chacao, Leopoldo López, calificó de «político» los explosivos contra las representaciones de España y Colombia. «Es la primera vez que en Venezuela ocurren este tipo de atentados terroristas y forma parte de la escalada de violencia que vivimos».
Las octavillas del Frente Bolivariano de Liberación también amenazan al secretario general de la OEA, César Gaviria, al ex presidente Jimmy Carter, y a su embajador de Estados Unidos, Charles Shapiro. Entre otras cosas dicen: «la revolución no necesita de su interesada intervención. La lucha es hasta la muerte. El pueblo armado resolverá la crisis».
Llama la atención que después de que Hugo Chávez criticara el pasado domingo en su programa «Aló presidente» a los Gobiernos de EE.UU., Colombia y España, por haber manifestado su preocupación por el arresto del presidente de la patronal Fedecámaras, Carlos Fernández, casi de inmediato ocurre el doble atentado.
Este incidente ha provocado que otras Embajadas como la de EE.UU. reforzaran las medidas de seguridad.
La experiencia de estos 4 años de Gobierno señala que cada vez que Chávez arremete contra los medios de comunicación, la Iglesia, dirigentes políticos y empresariales, al día siguiente se producen ataques violentos y agresiones contra los aludidos.
El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, no dudó en expresar su «total y absoluto repudio y condena» a lo que calificó «un acto típico de terrorismo», que nunca antes había ocurrido en Venezuela. Rangel puso en duda la autoría de los explosivos atribuida al poco conocido Frente Bolivariano de Liberación. «No defino la autoría, pero a nadie se le ocurre dejar panfletos en el sitio del atentado».
Por su parte, el ex presidente colombiano Gaviria anunció que regresaba a Caracas para continuar el diálogo en la mesa de negociación.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.