Internacional

null

Hemeroteca > 26/01/2001 > 

La Fiscalía alemana podría cerrar el caso Kohl a cambio de una multa

Actualizado 26/01/2001 - 17:27:43
La fiscalía de Bonn está dispuesta a dar carpetazo al "caso Kohl" a cambio de una fuerte multa al que fuera durante 16 años jefe de gobierno alemán. Según explicaron fuentes cercanas a la investigación a la Agencia
Alemana de Prensa (dpa) en Berlín, la fiscalía de Bonn pretende cerrar el sumario abierto el 3 de enero del pasado año a Helmut Kohl por un presunto delito de fraude, a cambio de una multa de 300. 000 marcos, unos 142. 000 dólares. 
   La noticia no ha sido confirmada oficialmente, pero las partes
implicadas tampoco la desmintieron. El fiscal de Bonn que lleva el
caso, Bernd Koenig, declaró a la dpa: "No lo comento". El abogado
defensor de Kohl, Stephan Holthoff-Pfoertner, también rechazó
cualquier comentario.
   Según ha podido saber la dpa, la fiscalía de Bonn ha llegado a la
conclusión de que Kohl le causó un daño económico a su partido, la
Unión Cristiano Demócrata (CDU), al no haber declarado debidamente
unas donaciones multimillonarias que reconocidamente cobró entre 1993
y 1998. Kohl siempre insisitó en que desvió el dinero al partido y
que no se enriqueció personalmente.
   La CDU tuvo que pagar al parlamento unos seis millones de marcos
(2, 8 millones de dólares) por los cerca de dos millones de marcos
(950. 000 dólares) que dice haber percibido Kohl de "donantes
anónimos".
   El ex canciller se reafirmó ayer en su negativa de revelar la
identidad de los donantes ante la Comisión de Investigación
parlamentaria que trata de desentramar el "caso Kohl".
   En los últimos meses han aparecido dudas acerca de la versión de
Kohl. El sucesor del "canciller de la reunificación", Wolfgang
Schaeuble, ha sugerido que no descarta que el dinero procediera de
las cuentas clandestinas de la CDU.
   De todas maneras, Kohl reunió el pasado año unos ocho millones de
marcos (unos 3, 8 millones de dólares) que puso a disposición de la
CDU para saldar la multa. La fiscalía de Bonn ve en esta campaña de
recolección de fondos un gesto que permite pensar en un
arrepentimiento por parte de Kohl, sobre todo en vista de que
hipotecó su domicilio privado en Oggersheim para reunir el dinero.
   Paralelamente, el Parlamento federal ha multado a la CDU con 49
millones de marcos (23 millones de dólares) por presentar, en la
década de los años 90, informes de gestión anual incompletos y
falsos. Los informes no contemplaban la fortuna amasada por la CDU en
el sistema de cuentas paralelas y secretas creadas en tiempos de
Kohl. La CDU ha recurrido el castigo.
   El desenlace propuesto ahora por la fiscalía de Bonn es favorable
para Kohl en la medida en que el ex canciller evitaría sentarse en el
banquillo de acusados. Además, evitaría todo tipo de antecedentes
penales. La propuesta de la fiscalía tendría que ser aceptada por el
propio Kohl y el tribunal responsable del caso.
   Kohl ha admitido haber obrado mal al no declarar debidamente las
donaciones -las mantuvo en secreto hasta noviembre de 1999, cuando
estalló el escándalo de financiación ilegal de la CDU-, pero siempre
ha hecho hincapié en señalar que no permitirá que lo "criminalicen".
   Así, el pasado año, Kohl había anunciado que no estaba dispuesto a
aceptar una eventual orden penal, que le hubiera convertido en el
primer ex canciller alemán de la historia con antecedentes penales.
   En el pasado, Kohl fue dos veces objeto de un sumario, en ambos
casos por un presunto delito de falso testimonio. En ambas ocasiones,
la fiscalía alemana acabó cerrando las causas. El sumario actual fue
abierto tras una serie de denuncias. La primera llevó curiosamente la
firma de un cristiano demócrata, Ekkehard Neugebauer, que también
llegó a solicitar la expulsión de Kohl de la CDU.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.