Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 26/01/2001 > 

Concha Velasco apuesta por unos Goya con «glamour» y busca ayuda ministerial para «Hello Dolly»

Actualizado 26/01/2001 - 00:21:24
Concha Velasco pertenece a ese pequeño y privilegiado grupo de personajes populares que son patrimonio de todos. La gran dama de los escenarios y el cine ha terminado el lunes pasado en Galicia la gira con «Las manzanas del viernes», de Antonio Gala, y lo ha hecho en pleno éxito de la obra, como lo hacen los grandes. Lo curioso es que Velasco, con su larga trayectoria artística, no es una actriz de método, «yo me involucro hasta el fondo en las obras que hago y si, como me está ocurriendo de un tiempo a esta parte, te toca la racha del drama, terminas entre la depresión y la melancolía. Necesito un poco de descanso porque no he dejado en ningún momento el personaje en la percha del camerino. El éxito ha sido grandísimo».
Quizá para cambiar de registro ha aceptado ser una de las presentadores de la gala de los premios Goya el próximo día 3 de febrero. «Estoy deseando hacerlo: me va a entretener, aunque sé que nada más abrir la boca se meterán con nosotros. Bueno, no me importa, está bien eso de la responsabilidad del directo.
—En esta gala es importante el vestuario.
—Soy fiel a Elena Benarroch. Tengo unas cosas suyas maravillosas. Entre ellas un abrigo bordado que me ha hecho expresamente para mí. Es tipo «Sunset Boulevard». Luego tengo algo de Larraínzar. Lo veré en los ensayos, según me digan los guionistas, Juan Luis Íborra y Yolanda García Serrano.
—¿Qué tal es el guión?
—Todavía no nos lo han dado. Por las tres actrices que han elegido: María Barranco, Loles León y yo misma, creo que será divertido. Tenemos un toque gracioso, digo yo. Nos sacarán partido. ¿Y los chicos? No le quiero decir: Imanol Arias, Jose Coronado y Pablo Carbonell. Soy una fan de los tres. No hay que olvidar que los protagonistas son los premiados... No se le olvide poner que este es el primer año que la Academia otorga un premio a la mejor canción.
—No se me olvida... Y del «glamour», ¿qué?
—Cuando decimos Cultura, Academia de las Artes y las Ciencias...,nos ponemos la pajarita en el cuello. Creo que los americanos tienen la sabiduría de vender espectáculo. El cine es una fabrica de ilusiones, hay que llenar: no aburrir, dar con el ritmo adecuado. Puesto que en las «nominaciones» de este año hay calidad, se le puede permitir a la gala ese «glamour». Al espectador nunca se le puede aburrir.
—Tras la obra de Gala, las películas «Km. 0» y «Los pasos perdidos», ¿qué prepara?
—Como proyecto, «Hello Dolly». Pero los empresarios de teatro estamos abandonados. El Estado con el cine, el Estado con la moda, con el ballet, la música, la ópera... Parece que los empresarios de teatro somos unos maleantes. Soy rebelde por naturaleza, ¿Qué pasa con nosotros? Que nos ayuden de la misma manera que hacen con los demás. Meterme en un montaje que no baja de los trescientos millones no es ninguna tontería. Lo que no puedo es estar hipotecando mi casa cada cinco minutos. Me patearé los ministerios si es necesario.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.