Internacional

null

Hemeroteca > 25/11/2003 > 

El Rey de Suecia critica la enmienda que otorga la Corona a su hija primogénita

El Rey Carlos Gustavo declara a la TV sueca que su hija Margarita «trabaja bien», pero que no fue justa la abolición de la Ley Sálica «con efecto retroactivo»

Actualizado 25/11/2003 - 05:00:06
Imagen oficial de la Familia Real sueca. AP
Imagen oficial de la Familia Real sueca. AP
ESTOCOLMO. En 1979 Carlos Felipe de Suecia se convirtió al nacer en heredero de la Corona. Sin embargo el Parlamento, el Riksdag, que consideraba anticuada la Ley Sálica, aprobó en 1980 tras encendidos debates la nueva Ley de Sucesión que convierte al primer nacido del matrimonio real, «sea del sexo que fuere», en heredero al Trono.
Ha pasado mucho tiempo de eso, pero el Monarca sueco, disconforme con aquella decisión, ha vuelto a encender la chispa de la polémica al declararse contrario al «nuevo orden». Carlos XVI Gustavo, en vivo y en directo, criticó agriamente en el espacio de noticias de la Televisión Nacional, TV-2, «Rapport», esa «ley absurda» que «actúa de forma retroactiva». Unas declaraciones sorprendentes, expresadas con su típica seriedad no exenta de humor, muy parecidas a las que hizo en 1980. El Rey dejó muy claro que no considera justo que se quitara el Trono a su hijo Carlos Felipe y sin querer dar más explicaciones, tal vez consciente de haber hablado demasiado, terminó la entrevista diciendo que Victoria cumple con creces con su trabajo, «que laproblemática de la sucesión es difícil» (frase que repitió dos veces) y que mejor sería que preguntaran a Carlos Felipe su forma de ver las cosas.
Aguas agitadas
Esas palabras, unidas a otras muy recientes de Victoria en las que la «kronprinsessa» (que sigue siendo la persona más popular de Suecia) se declara decidida en favor de Europa y proeuro, dos asuntos de primera magnitud en este Reino, han revuelto las tranquilas aguas de la política nacional y reavivado el debate sobre el ser o no ser de la Monarquía.
Un debate por cierto que llega al mismo tiempo que una encuesta según la cual una gran mayoría del Parlamento se declara a favor de instituir la República. Esta preocupante realidad, que es a la vez una gran paradoja, se vive con inquietud en Suecia, nación que siempre opinó que sus reyes supieron cumplir con dignidad y discreción casi sublimes su alto destino.
Apuestas políticas
Así las cosas, los amantes de las quinielas políticas ya están en marcha y han dado paso a las apuestas. Hay como siempre comentarios para todos los gustos. Los republicanos mantienen una postura cauta pero se aprovechan de lo ocurrido.
Los articulistas más hábiles recuerdan en sus crónicas que hubo tiempos en los que la Familia Real, quintaesencia del estilo y ejemplo para el pueblo, jamás se pronunció sobre cuestiones políticas o candentes pero que hoy esa institución, en aras de la modernidad y de su deseo de dejar el pedestal conquistado heroicamente a lo largo de lahistoria, quiere pertenecer «al mundo de los humanos» y se está democratizando tanto, en la forma y en la esencia, que ha convertido su poder constitucional en mediático.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.