Comunicación

null

Hemeroteca > 25/10/2001 > 

TVE adapta «Lo que necesitas es amor» a los conflictos entre madres e hijos

TVE estrena mañana «¡Ay! mi madre», espacio que trata de aprovechar el lado cómico de los enfrentamientos generacionales para trasladar a un plató las habituales peleas entre las amas de casa y sus hijos adolescentes. Inés Ballester se pone al frente del programa, dirigido por Mandi Ciriza, responsable del exitoso «Lo que necesitas es amor».

Actualizado 25/10/2001 - 00:27:31
Inés Ballester, presentadora de «¡Ay! mi madre» ABC
Inés Ballester, presentadora de «¡Ay! mi madre» ABC
Una mujer cansada de que su hija viva pegada al teléfono y, más aún, de pagar cada dos meses facturas de hasta 70.000 pesetas; una madre que ve cómo su hijo, un acomodado veterinario, no aporta ni un duro a la economía doméstica; un grupo de señoras que se alía para poner en evidencia ante las cámaras a sus respectivos hijos, cuya indumentaria les desagrada profundamente... Son algunos de los casos que propone en su primera entrega el nuevo espacio de Televisión Española, que aprovecha los elementos propios del «reality show» para ofrecer un espacio de humor, ajeno al tradicional dramatismo del género.
«Es una cosita entre madres e hijos para que la audiencia se divierta la noche del viernes», señala José Esteban Pérez, responsable de los programas de Entretenimiento de la cadena estatal, mientras que Mandi Ciriza, directora del espacio, argumenta que «se trata de un formato, familiar y divertido, en el que las madres que tienen problemas con sus hijos intentarán buscar una solución».
MEDIOS Y FINES
Los medios para alcanzar la paz familiar son el verdadero reclamo del programa: los hijos denunciados por sus progenitoras serán víctimas de una encerrona que, con la colaboración de un gancho, los llevará al plató del espacio, desde cuya grada pasarán al plató «de forma inesperada y para involucrarse en situaciones casi surrealistas», puntualiza Ciriza.
«Las familias nos van a abrir las ventanas de sus casas para que veamos cómo discuten a la hora de la cena», sigue la directora de «¡Ay! mi madre», para quien «la clave del éxito del programa está en la identificación del público con lo que va a ver cada viernes». El equipo del nuevo espacio de la Primera se documentará antes de la grabación de cada entrega para «sorprender a los hijos con reportajes grabados con cámara oculta, fotos y vídeos familiares, con el consiguiente bochorno que esto acarrea», añade Mandi Ciriza.
Los responsables del programa rechazan de plano su presunto tinte machista al asegurar que «las madres tienen una fuerza con los hijos que no tienen los hombres: ellas los sufren, comparten sus alegrías y conocen sus miserias», advierte Inés Ballester, quien añade que «vuelvo a TVE con un formato muy cómodo y en el que me siento como en casa, porque soy madre, soy hija y me gusta el trato con la gente de la calle».
Para Inés Ballester, «¡Ay! mi madre», que se empeña en presentar como «un formato divertido», «no es un debate con el que pretendamos arreglar los problemas generacionales, sino dar solución a situaciones muy concretas, con mucho humor y teniendo en cuenta que una madre, por encima de todo, siempre quiere a su hijo».
La pantalla vuelve mañana a ser el escenario donde lavar, ahora con desenfado, las miserias domésticas. «Aquí las madres vienen a pasárselo bien, a darle un tirón de orejas a sus hijos», añade Mandi Ciriza, quien asegura que «aquí nadie viene por dinero, sino por ganas de pasárselo bien».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.