Cultura

Cultura

Hemeroteca > 25/09/2003 > 

Descubren en Córdoba el tercer anfiteatro más grande del Imperio Romano

Los arqueólogos han sabido que el edificio, fechado en el siglo I, poseía un eje de 178 metros de longitud y sus tres graderíos alcanzaban los veinte metros de altura

Actualizado 25/09/2003 - 08:32:19
Las investigaciones arqueológicas desarrolladas en el solar donde se instalará el Rectorado de la Universidad de Córdoba (antigua facultad de Veterinaria)- han permitido constatar que Corduba Colonia Patricia albergó el anfiteatro más grande del Imperio Romano durante el siglo I, sólo superado posteriormente por el Coliseo Romano y el anfiteatro de Cartago. Tras más de diez meses de investigación, los arqueólogos de la Gerencia Municipal de Urbanismo y el Seminario de Arqueología de la Universidad de Córdoba han determinado que este espacio poseía un eje mayor de 178 metros, sus tres graderíos alcanzaban los veinte metros de altura y tenía un aforo que oscilaba entre los 30.000 y los 50.000 espectadores. Su período de actividad se prolongó desde el siglo I hasta principios del siglo IV. Después llegaría el expolio de los sillares que lo integraban para reutilizarlos en otras construcciones y el posterior asentamiento musulmán en la zona.
El codirector de las excavaciones, Juan Francisco Murillo, explicó ayer que sobre una planta elíptica aparecen muros concéntricos conectados por otras estructuras radiales que formaban cuñas sobre las que asentar los graderíos que conformaban el anfiteatro. Las investigaciones han constatado que poseía un «podium» o estructura de seguridad entre la arena y la zona destinada al público, y un graderío articulado en tres zonas: Ima Cavea, la inferior; Media Cavea; y Suma Cavea. Murillo explicó que una de las peculiaridades del edificio es ser paradigma de la arquitectura de ocio hasta el siglo I, dado que el anfiteatro hallado rehuye los pilares y apuesta por las estructuras sólidas. Además, apuntó que las «cuñas» formadas por los muros concéntricos y radiales se rellenaron de tierra para otorgar solidez al edificio.
Frente a esta solución, el Coliseo Romano optó por la estructura de pilares con bóvedas que «permite ganar un mayor espacio para el tránsito de los asistentes a los espectáculos». Este hallazgo permite establecer dos modelos constructivos de los espacios de ocio en el Imperio Romano que tenían como referentes el hallado en Córdoba y el Coliseo romano.


Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.