Opinión

Opinión

Hemeroteca > 25/06/2008 > 

El castellano y las naciones

Tarde, muy tarde, demasiado tarde, llega el manifiesto de unas cuentas

Actualizado 25/06/2008 - 08:25:59
Tarde, muy tarde, demasiado tarde, llega el manifiesto de unas cuentas personalidades de la cultura en defensa del castellano como lengua común de los españoles.
La cachaza moral y cultural de los intelectuales españoles, especialmente de izquierdas, al aceptar sin pestañear la violación constante de los derechos de los niños no tiene parangón en país alguno del mundo. Bien mirado, este manifiesto de intelectuales es una terrible autocrítica.
Quiero decir que lo extraordinario no ha sido el comportamiento de los nacionalistas catalanes, gallegos y vascos y sus compañeros de viaje, socialistas y populares, sino la dejadez, la pasividad, la cobardía del «establishment» intelectual al haber respetado las políticas lingüísticas en Cataluña, País Vasco y Galicia. Incluso este manifiesto que estoy comentando más que la expresión de un comportamiento puramente cívico es una acción partidaria.
Y ¿qué eficacia tendrá al margen de favorecer a Rosa Díez? Por supuesto no más que las denuncias que tantos y tantos hemos venido haciendo desde hace años en este campo.
Por referirme al caso catalán, la ley de normalización lingüística, que aprobó el Parlamento catalán en 1983, no marcó un punto de equilibrio entre los partidarios del bilingüismo y los del monolingüismo, fue el comienzo de la erradicación del castellano, la respuesta a lo que denominó Josep Benet como «L´ intent franquista de genocidi cultural contra Catalunya» (Publicacions de l´ Abadía de Montserrat).
La transición supuso la derrota del bilingüismo y de la diglosia derivada de este cuya peligrosidad para la integridad del catalán estuvo representada emblemáticamente por el distrito XI de Barcelona cuyos habitantes se marginaban de la comunidad lingüística ya se tratara de ciudadanos originariamente catalanes, que habitualmente hablaban el castellano, o de otros de origen no catalán (altos funcionarios, profesionales, comerciantes...) Fue el arranque, así mismo, de los Países Catalanes como proceso nacional.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.