Nacional

null

Hemeroteca > 25/05/2008 > 

La romería del capitán Lozano

J. ALBIOLBADAJOZ. La memoria histórica y sentimental del presidente del Gobierno se exacerbará hoy, entre encinas y bajo amenaza de lluvia primaveral, en las dehesas de la localidad pacense de Alange

Actualizado 25/05/2008 - 08:36:53
La memoria histórica y sentimental del presidente del Gobierno se exacerbará hoy, entre encinas y bajo amenaza de lluvia primaveral, en las dehesas de la localidad pacense de Alange, cuna del capitán Rodríguez Lozano, a quien, para los comentarios de tertulia, también se le ha «caído» ese primer apellido tan frecuentemente omitido cuando se habla de su nieto.
El sentido homenaje que, sin duda, rendirá hoy Zapatero a su abuelo fusilado en la guerra ante los asistentes al multitudinario mitin campestre convocado en la finca La Arguijuela, de 800 hectáreas, se sustentará en un despliegue de medios hasta ahora desconocido en ese tranquilo pueblo de 2.100 vecinos situado entre Mérida y Almendralejo. Se espera que acudan a la cita entre diez y doce mil personas y que en el bucólico enclave que acogerá el acto haya, por un día, «más guardias civiles que encinas», en expresivas palabras del alcalde de Alange, Juan Pulido. Igualmente, se han traído desde Madrid dos carpas de considerables dimensiones y más de dos mil sillas para preservar, «a cubierto» y sentados, a los dirigentes y cuadros del PSOE.
Antes, tendrá lugar la recepción en el Ayuntamiento, donde se hará entrega al jefe del Ejecutivo del árbol genealógico de sus antepasados y de un libro con la historia de su familia. Un acontecimiento a lo «Bienvenido Mister Z» que se prevé arropado por el calor ciudadano, a pesar de que el propio alcalde ha admitido que no todo el mundo en el pueblo está contento, pues por culpa de la visita presidencial la tradicional procesión del Corpus se ha adelantado a las nueve. Se trata de una celebración con mucho arraigo en Alange en la que desfilan los niños vestidos de Primera Comunión. Este año, los críos tendrán que madrugar y cambiar de itinerario, relegados por la jarana laicista del zapaterismo definida por el alcalde como «una romería en toda regla», en la que «no faltarán comida y bebida hasta que el cuerpo aguante».
También ha explicado el munícipe sus quebraderos de cabeza para escoger el emplazamiento donde celebrar estos fastos: primero pensó en un lugar elevado desde donde se veía el pueblo pero en el que no había encinas, sello de calidad de un paisaje extremeño. Hasta que dio con la finca La Argijuela, donde Zapatero evocará ante las huestes socialistas la figura del capitán Lozano, ese «hombre leal» al que Zapatero «intelectualizó» (así se lo relató a Suso de Toro) a los doce años. Y ahora lo erige en referencia de culto. De culto laico.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.