Internacional

null

Hemeroteca > 25/04/2007 > 

Obama empata con Hillary tanto en dinero como en las últimas encuestas

PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSALWASHINGTON. A diez meses de un comprimido calendario de primarias para elegir candidatos presidenciales en Estados Unidos, la dura realidad de un pulso electoral

Actualizado 25/04/2007 - 02:54:28
PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL
WASHINGTON. A diez meses de un comprimido calendario de primarias para elegir candidatos presidenciales en Estados Unidos, la dura realidad de un pulso electoral hipercompetitivo no parece estar favoreciendo a Hillary Clinton. Pese a contar con enormes ventajas de celebridad, conexiones y experiencia, el ímpetu inicial de la senadora por Nueva York empieza a verse frenado por el auge de Barack Obama. Las últimas encuestas y las tablas de donaciones de dinero coinciden en diagnosticar un empate que está dando bastante que hablar sobre la viabilidad de la ex primera dama para volver a la Casa Blanca por sus propios méritos políticos.
Desde que Hillary Clinton confirmase sus ambiciones presidenciales, hablando de una candidatura pensada para ganar, su salida con ventaja se ha visto gradualmente erosionada por los sostenidos avances el afro-americano senador por Illinois Barack Obama. Un novicio de la política a escala nacional pero que está desplegando un carisma especialmente apreciado por las bases del Partido Demócrata además de posiciones inequívocas como su crítica frontal a la guerra de Irak.
Como resultado del avance de Obama y el estancamiento de Hillary, la ultima hornada de encuestas publicadas esta semana diagnostican un empate técnico entre ambos candidatos. Cada uno con un aproximado treinta por ciento de respaldo entre aquellos votantes que se declaran predispuestos a respaldar a los demócratas en las presidenciales del 2008. Y sin rastro de los doce puntos de ventaja que hace un mes tenía la senadora por Nueva York.
Estas periódicas pruebas demoscopias también indican un aumento durante las últimas semanas de los números negativos de Hillary, confirmando su carácter extremo que provoca tanto entusiastas seguidores como acérrimos críticos. Negatividad que no se presenta con la misma intensidad en el caso de Barack Obama, ya que las encuestan no detectan similar animosidad entre votantes republicanos e independientes.
Esta especie de paridad también abarca el terreno decisivo de las donaciones electorales. Las últimas cifras contabilizadas indican que Obama, pese a sus limitados 27 meses como senador en Washington, ha sido capaz de reunir 25,8 millones de dólares durante el primer trimestre del 2007. Cifra que supone casi un empate con los 26 millones de dólares juntados por Hillary. Con el agravante de que grandes filones de donaciones como Hollywood o los bancos de inversión de Wall Street están dando más dinero al senador por Illinois.
Política internacional
Con estos avances como tarima de credibilidad, Barack Obama ha expuesto esta semana por primera vez su agenda en materia de política exterior, empezando por duplicar la ayuda oficial de Estados Unidos a la lucha contra la pobreza del Tercer Mundo como herramienta para reducir el atractivo de organizaciones terroristas como Al Qaida. A su juicio, los comicios del 2008 son una oportunidad para cambiar la imagen internacional del gigante americano, dañada por la «malgastada» respuesta al terrorismo de la Administración Bush. Favoreciendo una mayor sintonía con aliados extranjeros e instituciones como la ONU, además de una inmediata retirada de Irak.
Dentro de este capítulo de política internacional, la última novedad ofrecida por Hillary Clinton es convertir a su marido en embajador volante. Según ha indicado la senadora por Nueva York en uno de sus repetidos mítines en Iowa, el ex presidente «me ha dicho que hará todo lo que yo pida y pienso ponerle a trabajar». Declarándose «muy afortunada» por tener un esposo con tanta experiencia diplomática.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.