Internacional

null

Hemeroteca > 25/04/2002 > 

Rafael Poleo: «El cerebro y ejecutor del golpe fue el empresario Isaac Pérez Recao»

Rafael Poleo, editor y director de influyentes publicaciones en Venezuela, tiene muy claro cómo se produjo el golpe y el contragolpe. No en vano él estuvo, según sus palabras, «en el centro del golpe». Poleo apunta al empresario Isaac Pérez Recao, huido en Miami,como cerebro de la asonada.

Actualizado 25/04/2002 - 00:43:39
MADRID. Rafael Poleo pasó la larga noche del 11 al 12 de abril en la sede de Venevisión, con dueños de los medios de comunicación; representantes de organizaciones civiles; el presidente de la Central de Trabajadores, Carlos Ortega; el ex presidente de Fedecámaras y efímero presidente, Pedro Carmona; el presidente de la Conferencia Episcopal, Baltasar Porras y el fundador del chavista Movimiento Quinta República (MVR), Luis Miquilena, entre otros políticos. Todos menos los militares.

Mientras este martes cenaba en Madrid, Poleo recibió una llamada de Venezuela: era Hugo Chávez. El presidente le agradeció sus declaraciones televisadas en las que cuestionó la representatividad del Gobierno de Carmona. «Chávez consideró que ahí comenzó a revertir el proceso», señaló el reportero de 65 años, fundador de tres publicaciones. Poleo explica en esta entrevista que el 11 de abril «se produjo la manifestación más grande de Venezuela, convocada por los sindicatos».

-Y en esa manifestación se produjo el detonante del golpe.

-Personas identificadas como pertenecientes al MVR de Chávez dispararon a la multitud. Hubo una gran conmoción con los muertos. Luis Miquilena, que era la figura civil más importante del MVR, convocó una reunión en Venevisión. en la que estaba representado todo el país y a la que acudió con sus parlamentarios leales. Escandalizados por los muertos, anunciaron su retirada y Chávez perdió el control de la Asamblea.

-Entonces se produjo el anuncio del general Lucas Rincón, inspector general de las FF.AA.

-Inmediatamente después del anuncio de Miquilena se pronunciaron los militares. Desde Venevisión vimos a Lucas Rincón anunciando la renuncia de Chávez. Lo celebramos, porque somos los opositores, y empezamos a hablar del país que íbamos a hacer. Se tomaron disposiciones para formar Gobierno, pero siempre con la Constitución en la mano.

-¿Qué hizo Carmona?

-Ya de madrugada, me dijo que tenía que irse a dormir, que no se sentía cómodo y que se iba a un hotel a bañarse y a cambiarse. Entonces le pregunté: «¿Tú vas a dormir vestido?» y regresé a la reunión un poco mosca. Pasó media hora y un alto militar me llamó desde Fuerte Tiuna para contarme que se habían encerrado Carmona; el comandante general del Ejército, el general Efraín Vásquez; el empresario Isaac Pérez Recao y el jurista Alan Brewer Carías, y que estaban haciendo un acta de constitución de gobierno.

-¿Qué hizo entonces Ortega?

-Llamó a Carmona y le acusó de persona poco seria. También a Vásquez, y le dijo que esto era una locura, que se iba a echar a perder lo que se había logrado cívicamente. Le pidieron que fuera a Fuerte Tiuna y contestó que no iba a ninguna parte.

-¿Qué le pareció ese Gobierno?

-A la mañana siguiente le dije a Televisión Española que ese Gobierno no era representativo del movimiento cívico. Estaba formado por funcionarios de Pérez Recao y por militares vinculados al Opus Dei.

-¿Cómo ocurrió el contragolpe?

-En las FF.AA. existía un 20 por ciento de militares chavistas; otro 20 antichavista y un 60 constitucionalista. En la madrugada del 11 al 12 de abril, éstos dieron el visto bueno a los antichavistas para forzar la renuncia del presidente. Se produjo un vacío de poder, Carmona dio un golpe de mano fascista y los constitucionalistas cambiaron y se unieron a los chavistas.

-¿Quién es y qué misión tuvo el empresario Isaac Pérez Recao?

-Es el heredero de una enorme foturna hecha en la industria de la construcción y del petróleo, del que Carmona fue un empleado. En los últimos años ha desarrollado una importante compañía de seguridad. Él y su equipo se entrenaron en el Mossad. Tiene además representaciones de industrias internacionales, entre ellas de armamento israelíes. Y esto le dio la relación con los militares. El jefe del golpe fue Pérez Recao, un joven rambo de 32 años. Fue el cerebro y ejecutor del golpe. Pero distorsionaríamos la realidad si dijéramos que tres organizaciones como tal -la petroquímica Venoco, el Opus Dei y los inversionistas israelíes- participaron en el golpe.
-¿Cuál fue el papel del empresario Gustavo Cisneros?
-Por primera vez ha dado la cara personalmente, no a través de sus gerentes, en el enfrentamiento contra un Gobierno. Pero siempre enmarcado en los medios. Ha dado la cara como dueño de Venevisión. No estaba en el golpe de Carmona, pero sí ha estado en el movimiento cívico que se formó contra Chávez. Él fue quien pronunció la frase de «ya nos jodió», en referencia a Carmona, después de que Ortega y yo habláramos con Fuerte Tiuna.
-¿Cuál es la próxima etapa?
-Ver si Chávez logra que el país le crea en su propósito de enmienda. No le queda más remedio que buscar la reconciliación. Lo medular es reconsiderar las 49 leyes inaceptables, la base de un Estado socialista.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.