ABC2

null

Hemeroteca > 25/03/2009 > 

En la salud, la enfermedad y el plató

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones se casaron en 2000, el mismo año en que ambos participaron en «Traffic». Él se había recuperado ya de su adicción al sexo aunque no tanto de tener que pagar a su

Actualizado 25/03/2009 - 11:34:58
Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones se casaron en 2000, el mismo año en que ambos participaron en «Traffic». Él se había recuperado ya de su adicción al sexo aunque no tanto de tener que pagar a su ex, Diandra, 8.400 millones de las antiguas pelillas amén de compartir (seis meses tú, seis yo) su fabulosa mansión de Mallorca. No menos cuché es la pareja Angelina Jolie-Brad Pitt, que se conoció en «Mr. & Mrs. Smith» y que hoy comparte media docena hijos y una niñera que trae de cabeza a la primera ante las supuestas infidelidades del segundo. Y, por supuesto, nuestro Antonio Banderas, casado con Melanie Griffith desde 1996. Ambos intimaron en «Two Much», de Fernando Trueba, un año antes. Demi Moore y Bruce Willis («Pensamientos mortales», 1991), o el inseparable dúo Tim Robbins-Susan Sarandon, juntos para una cosa y la otra desde «Los Búfalos de Durham» (1988) a «Abajo el telón» (2000), son otros ejemplos de este particular «Dios los cría...».
Lamentablemente, hay que hablar también en estos días de matrimonios cinematográficos truncados por la muerte de uno de los cónyuges, en este caso la de Nastasha Richardson, esposa de Liam Neeson y que trabajaron juntos en «Nell», de Michael Apted, allá por 1994.
El Top
No parece muy de fiar la sentencia woodyalleniana que dice «Prefiero que me incineren a que me sepulten y ambas cosas a un fin de semana con mi mujer». No, porque el bueno de Allen es el rey de llevarse a sus mujeres al curro. Compartió rodaje, protagonismo y matrimonio con su segunda esposa Diane Keaton en seis ocasiones desde 1972 («Sueños de seductor») a 1979 («Manhattan»), y una más ya separados en «Misterioso asesinato en Manhattan» (1993) por aquello de que «hay matrimonios que acaban bien y otros que duran toda la vida». No tan bien, desde luego, acabaría su tercera nupcia, esta vez con Mia Farrow, con quien trabajó hasta en nada menos que 12 ocasiones desde 1981 («Comedia sexual de una noche de verano») a 1992 («Maridos y mujeres»). En total 18+1. Pero el récord absoluto de combinar rodajes y alcobas lo tiene la pareja Charles Bronson-Jill Ireland, no tan aureolados pero sí pertinaces y casados desde 1969. Hasta dieciséis veces se han visto las caras primero ante las cámaras y luego entre las sábanas.
Una buena amiga comentaba que sentía envidia de Joanne Woodward porque se levantaba todos los días al lado de Paul Newman: «¡Todos los días!». Si no fueron todos desde luego sí fueron muchos puesto que esta indivisible pareja sólo acabada por la muerte de Newman se reunió para la gran pantalla trece veces, desde 1958 («El largo y cálido verano») a 1990 («Esperando a Mr. Bridge»). Pero si hay un icono que representa mejor que ninguno eso de las bodas entre actores que luego comparten filmes es el de la pareja Liz Taylor-Richard Burton. La Taylor estaba aún casada con su cuarto marido, Eddie Fisher, cuando en el rodaje de «Cleopatra» (1962) conoció a Burton. Dos años después contrajeron matrimonio por primera vez. En 1974 se separaron después de trabajar juntos en la premonitoria «Se divorcia él, se divorcia ella», de Warris Hussein, para volverse a casar un año más tarde. Hasta entonces, en siete películas más se les vio juntos. En 1976 se separarían definitivamente. No hay que olvidar, claro, la unión entre el maduro Humphrey Bogart y la jovencita Lauren Bacall (él tenía 45 y ella apenas 20 cuando cruzaron sus vidas), compañeros de reparto en cinco ocasiones desde aquel «Tener y no tener» (Howard Hawks) de 1944 a Cayo Largo (John Houston) de 1948. Hay más, y buenas parejas sentimentales que no llegaron a firmar el contrato: Clint Eastwood y Sondra Locke; Spencer Tracy y Katherine Hepburn...
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.