Cultura

Cultura

Hemeroteca > 25/01/2006 > 

Cultura pide a la abogacía del Estado que intervenga en el «caso Serra»

Ana Martínez de Aguilar responde a María Corral, quien dijo entrever en lo ocurrido un montaje: «Cómo se puede concebir un montaje de esta envergadura»

Actualizado 25/01/2006 - 09:35:32
EFE  Martínez de Aguilar, ayer en la presentación de la muestra de Farocki
EFE Martínez de Aguilar, ayer en la presentación de la muestra de Farocki

NATIVIDAD PULIDO

MADRID. Una semana después de que ABC desvelara la desaparición de la escultura «Equal Parallel/Guernica-Bengasi» (1986), de Richard Serra, depositada desde 1990 en Macarrón S. A., seguimos sin conocer su paradero. Ana Martínez de Aguilar atendió ayer a la prensa, minutos antes de la presentación de la videoinstalación del artista checo Harun Farocki «Pensaba que veía presidiarios», para informar de los últimos acontecimientos sobre esta inaudita noticia, que lleva camino de convertirse en el culebrón artístico del año. En cuanto a la nota de Richard Serra, difundida el lunes por el museo y en la que exculpaba al actual equipo de Cultura y del Reina Sofía de lo sucedido, comenta que «fue el propio Serra quien propuso la redacción de este texto. Me pareció muy emocionante».

Subrayó su «elegancia, voluntad de colaborar y paciencia a la hora de querer esperar a esclarecer los hechos. Ha estado permanentemente informado y ha comprendido la situación en la que nos encontramos, pero no todo el mundo reacciona igual. Le estamos muy agradecidos. Tengo una relación muy fluida con él a través de su abogado. Desde el primer momento ha estado informado y ha mostrado su voluntad de colaboración. Está esperanzado de que aparezca, como lo estamos todos, y de que finalmente se instale en el museo».

«No sabemos dónde está la obra»

Martínez de Aguilar confirmó que el caso no sólo está en manos de la policía, sino también de la justicia, pues el propio Ministerio de Cultura denunció ante el juez los hechos: «Está en manos del juez en estos momentos y se ha pedido a la abogacía del Estado que se persone. Nosotros no sabemos detalles en este momento ni tenemos datos concretos del paradero de la obra. Todo son especulaciones».

Preguntada sobre las declaraciones que anteriores directores del museo manifestaron a ABC sobre este caso, subraya que le extrañó «que dijera María Corral que lo único que he hecho ha sido hablar mal de los anteriores directores. No lo he hecho nunca. He tenido respeto y cuidado. Públicamente he manifestado el reconocimiento de la labor de cada uno de ellos, de cómo se han ido enriqueciendo las colecciones...». Respecto a las declaraciones de María Corral, en las que dijo que «todo esto me suena a montaje», comenta: «Lo único que puedo decir es que en cuanto quiero saber el estado de la obra para recuperarla, y veo que no hay manera de acceder a ella, al descubrir la gravedad de los hechos los denuncio al Ministerio. Los hechos hablan por sí mismos. Cómo se puede concebir un montaje de esta envergadura. Desde que empezamos a vislumbrar la situación hicimos nuestra propia investigación y a preguntarnos cuándo, cómo, por qué».

«El culpable tiene nombre y apellidos»

Martínez de Aguilar reconoce que no habló de los hechos con los anteriores directores del Reina Sofía: «Me parecía que todo era muy delicado, y había que tratar el tema con sigilo y cuidado para no dañar a nadie. No sé si el Ministerio o la policía han hablado con ellos». Lo que sí quiere dejar claro la directora del CARS es que «independientemente de las responsabilidades que sean, y donde sean, lo que hay es un hecho delictivo cometido fuera. El depositario tiene una responsabilidad porque recibe una obra del Estado español, que es patrimonio español y no dice dónde está, no quiere dar pistas. Hay varias posibles responsabilidades que ya se dilucidarán, pero realmente hay un delito contra el patrimonio español. Y tiene nombres y apellidos el culpable».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.