Economía

null

Hemeroteca > 25/01/2001 > 

Martín Villa y Oriol intentan convencer a Aznar para «suavizar» las trabas a la fusión

Los presidentes de Endesa, Rodolfo Martín Villa, y de Iberdrola, Íñigo Oriol, han mantenido encuentros privados en los últimos días con el presidente del Gobierno, José María Anzar, para convencerle de las «excelencias» de la fusión entre las dos eléctricas. Estas eléctricas intentan que el Gobierno no imponga «duras condiciones» que hagan inviable el proyecto de fusión.

Actualizado 25/01/2001 - 00:37:56
Oriol, Miranda y Martín Villa, tras asistir ayer a la presentación de Info XXI. Telepress
Oriol, Miranda y Martín Villa, tras asistir ayer a la presentación de Info XXI. Telepress
Los máximos responsables de las dos eléctricas están moviendo todos los hilos posibles para que la anunciada fusión entre ambas compañías pueda llegar a buen puerto y en las mejores condiciones posibles.
En este sentido, han comenzado una ronda de contactos al más alto nivel para convencer al Ejecutivo de la «bondad» de la operación, con el objetivo de que el Gobierno no imponga condiciones excesivamente duras que impidan que la fusión entre las dos compañías prospere.
Entre estos encuentros, Martín Villa y Oriol, han mantenido entrevistas privadas en los últimos días con el presidente del Gobierno, José María Aznar, para buscar su apoyo de manera que las condiciones que el Consejo de Ministros imponga a la fusión no impidan que se materialice.
DEFENSA DE LA COMPETENCIA
El expediente de concentración entre Endesa e Iberdrola se encuentra en estos momentos en el Servicio de Defensa de la Competencia, que está elaborando el informe final que estudiará el Consejo de Ministros, basándose en los informes preceptivos anteriores de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). Aunque ambos trabajos son consultivos, el vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, ha manifestado que en la decisión final que se tome se tendrán en cuenta las opiniones tanto del TDC como de la CNE.
Ambos tienen puntos en común, pero también se distancian en algunos de los planteamientos que desarrollan. Mientras el Tribunal establece una cuota de generación para la empresa fusionada del 35 por ciento, menor que la que tiene actualmente Endesa, la Comisión la eleva hasta el 45 por ciento, que es la habían propuesto ambas empresas en su protocolo de fusión.
En cuanto a la distribución y comercialización, ambos organismos coinciden en señalar que la nueva empresa no debería tener una cuota mayor de la que tiene actualmente la empresa presidida por Martín Villa. En distribución esa cuota se sitúa en el 41 por ciento y en comercialización en el 44 por ciento. No obstante, la CNE abría la posibilidad de que pudieran llegar hasta el 64 por ciento en distribución, siempre y cuando el 23 por ciento de más estuviera controlado por un gestor independiente por un periodo de tres años.
Además, el informe del TDC hace hincapié en el proceso de desinversiones que deberán acometer estas empresas para reducir su cuota de mercado desde más del 80 por ciento que tendrían en el momento de la fusión hasta alcanzar las condiciones que establezca el Gobierno, que se decidirá en el Consejo de Ministros del 9 de febrero, ya que según Rato, el Ejecutivo prevé agotar los plazos que marca la ley.
El informe del Tribunal considera que el método más idóneo para llevar a cabo las desinversiones es el de las subastas selectivas, central por central, por un periodo no superior a seis meses, frente a los tres años que habían solicitado las empresas.
Fuentes de Endesa e Iberdrola afirmaron ayer, por su parte, que les ha creado «cierta alarma y sorpresa» que no se haya respetado la confidencialidad en el informe del TDC, que es secreto y no se hará público oficialmente hasta el que Gobierno tome una decisión sobre la fusión. Las dos eléctricas consideran que puede ser lesivo que no se respete la confidencialidad en las fases sucesivas que deberán abordarse en el futuro.
Añaden, asimismo que lo realmente importante será la decisión que tome finalmente el Gobierno sobre la fusión de las dos eléctricas. Aun así recordaron que «bajo ciertas condiciones se haría inviable el proyecto de fusión» entre Endesa e Iberdrola, como ya declararon en su día los consejeros delegados de las dos empresas, Rafael Miranda y Javier Herrero, respectivamente.
En las dos eléctricas se considera que dos empresas no se fusionan para ser más pequeñas de lo que ya es alguna de ellas ya que no se crearía valor para los accionistas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.