Comunicación

null

Hemeroteca > 24/12/2001 > 

Las cadenas privadas dejan sola a Televisión Española en la cena de Nochebuena

Televisión Española se queda hoy sola en la gran cena de las audiencias de Nochebuena. La inercia del público hacia la cadena estatal, puesta de manifiesto en las últimas temporadas, ha hecho a las privadas desistir del empeño de plantar batalla a la Primera con programas especiales y recurrir a ofertas de bajo presupuesto. La derrota, en todo caso, no les va a suponer pérdidas económicas en la recta final de un año crítico para las cuentas del medio.

Actualizado 24/12/2001 - 09:49:26
Fue Telecinco la primera en anunciar, hace ya más de un mes, su intención de celebrar la última Navidad planificada en pesetas de la manera más sobria, reconociendo sin rubor su imposibilidad de competir con los especiales de la emisora estatal. Tampoco Antena 3 ha preparado despliegues para cubrir la Nochebuena, sino que, más hábil, ha desplazado el grueso de su programación navideña a jornadas menos comprometidas que las del 24 y el 31 de diciembre, donde sendas goleadas, como en los partidos de ida y vuelta de Copa del Rey, están casi aseguradas. El encuentro empieza tras la emisión simultánea del mensaje navideño de Su Majestad el Rey.
TELECINCO, DE BUENA MAÑANA
Así las cosas, Telecinco se limita en Nochebuena a programar una película de corte familiar, «Una época para los milagros», y, a partir de la medianoche, reponer el concierto de Alejandro Sanz grabado en Miami hace unos meses para la emisora MTV. Sólo destaca en la parrilla de la emisora de Fuencarral el músical matinal con el que María Teresa Campos recordará sus tiempos de gloria en el «Telepasión» de TVE. Junto a Boris Izaguirre, Terelu y buena parte de sus colaboradores, la veterana periodista levanta el telón de una función de variedades en la que también intervienen el grupo Papá Levante, Pimpinela, David Civera, Pasión Vega y algunos de los concursantes de la segunda edición de «Gran Hermano». Una canción de Navidad cerrará el especial con el que Telecinco juega su carta navideña.
ANTENA 3, MUY ANIMADA
Antena 3 no ha dudado en sentar en su mesa de Nochebuena a «Los Simpsons», a la que llegan por méritos propios: protagonistas del segundo programa más visto de la emisora de San Sebastián de los Reyes y con un tirón sobre la audiencia infantil sin parangón en el mercado televisivo, los personajes de Matt Groening aterrizan en la noche del 24-D de Antena 3 con dos episodios de archivo ambientados en las fiestas navideñas, que, como es de esperar, desvirtuarán con su habitual querencia a lo iconoclasta.
A continuación, la emisora quema el último cartucho de «Vídeos, vídeos», programa veraniego presentado por Paz Padilla que ha sobrevivido en otoño con discretas cifras de audiencia y del que hoy se ofrece la «gran final». De madrugada, Antena 3 repone un concentrado con los mejores momentos del «Telemaratón» realizado el pasado sábado, con el que recaudó en directo 150 millones de pesetas, y emite «¡Qué bello es vivir!», clásico por excelencia de la programación cinematográfica navideña, a la que es lo que «Quo Vadis?» o «La túnica sagrada» a la parrilla de Semana Santa y una de las contadas piezas del séptimo arte rodadas en blanco y negro que la televisión comercial aún se atreve a emitir.
TVE, CON MUCHA PASIÓN
La Primera lo tiene claro desde hace más de una década. Ni siquiera el atractivo de «Operación triunfo», el último filón descubierto por los responsables de la cadena estatal, ha podido desplazar a «Telepasión» de su lugar en la parrilla de Nochebuena. Los últimos escándalos protagonizados, voluntaria o involuntariamente, por Ana García Obregón y la falta de complejos de la actriz a la hora de interpretar los papeles más descabellados ha hecho de la nueva edición del musical de la Primera el indiscutible y más céntrico cruce de caminos de la Nochebuena televisiva.
Presentada por Carlos Lozano y Paloma Lago, la duodécima edición de «Telepasión» está hilada por Ramón García, empeñado por segundo año consecutivo en convertirse en mago. Los hombres del tiempo de la cadena pública, Los Morancos, Paco Vegara, Anne Igartiburu, Concha Velasco, José Manuel Parada y, entre otros, Jordi Hurtado darán el cante, pero es Ana Obregón el gran reclamo -promocionado desde hace días a través de las revistas rosas de TVE- del espacio: la actriz emulará a Nicole Kidman en el tema central de «Mouline Rouge».
Tras el pase de «Telepasión», la Primera vuelve a recurrir al cantante que desde el año pasado pone música tradicional a su Nochebuena, el incombustible Raphael. En esta ocasión, el artista de Linares se ha rodeado de Lolita, Los del Río, Presuntos Implicados, Marta Sánchez, María del Monte, Café Quijano, Tamara y Pastora Soler para repasar «los villancicos más populares y entrañables de estas fiestas», señalan fuentes de la emisora de Prado del Rey. «El tamborilero», «Rin rin» (con la colaboración de la bailaora Sara Baras), «Con mi borriquito», «Noche de paz», «Ven a casa», «Campana sobre campana», «Campanas de plata», «Al portalito» y, entre otras, «Campanilleros» sonarán bajo las imprevisibles interpretaciones de Raphael y sus invitados.
DE VIENA A ROMA
Como cierre de esta velada musical de larguísimo metraje, Televisión Española emite «Christmas en Viena 2001», grabación del concierto en el que Plácido Domingo, Vanessa Williams, Tony Bennett y Charlotte Church interpretan, en el Konzerthaus vienés, piezas como «Throuh the eyes of a child», «One more year», «Our favorite things», «Oh Holy Night» y «White Christmas». Un multitudinario coro de niños y la Orquesta Sinfónica de Viena acompaña a los cuatro protagonistas de este recital, procedentes de ámbitos tan dispares como el de la ópera, la canción y el jazz. «Hacia Belén va una burra» e «Hijo de Dios» son, de la mano del tenor Plácido Domingo, las aportaciones de la tradición española a esta gala, que en estas fiestas emite buena parte de la televisión internacional.
PROGRAMA RELIGIOSO EN LA 2
Como es tradicional, La 2 se convierte en el refugio de los fieles, para quienes sus responsables han preparado un amplio programa de retransmisiones sacras. La misa del Gallo, oficiada por Su Santidad el Papa y realizada con el habitual y deslumbrante despliegue de medios técnicos de la RAI, abre esta noche la oferta religiosa de la cadena estatal, que se prolonga mañana.
La jornada de Navidad, marcada por la masiva programación de títulos de cine comercial en las emisoras generalistas, tiene en La 2 la excepción. A las 11.00 horas, la cadena pública conecta con su homóloga belga para ofrecer, por primera vez, la misa de Navidad desde la catedral de San Salvador de Brujas, fundada a mediados del siglo VII por San Eligio, obispo de Noyon. La ceremonia contará con los comentarios del padre Fernández del Cacho.
A continuación, la bendición papal Urbi et Orbi desde la plaza de San Pedro, narrada y traducida para la audiencia española por el padre Arregui, y la octava edición del concierto de Navidad organizado por la Fundación Padre Arrupe completan el programa religioso de Televisión Española.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.