Madrid

null

Hemeroteca > 24/07/2004 > 

POR EL TÚNEL

Actualizado 24/07/2004 - 01:59:39

Vuelve uno del otro mundo, esto es, de las Canarias, pero más vivito y coleando que nunca y zas, la primera en la frente, en el cogote, en las narices: otra vez los 40º a la sombra. No ha habido verano dirán allá por septiembre las comadres, y nosotros, mientras, como los garbanzos: torraos. Aunque ya importa menos desde que sabemos gracias a la concejala que Madrid capital es una potencia agrícola de primer orden. Será por mis rosales... O tal vez por las tomateras que crecen a orillas de la Gran Vía y los melonares del Paseo del Prado. Julio llega a su recta final a tope, como llegará Armstrong a los Campos Elíseos el próximo domingo en loor de multitud playera parisina, mientras por aquí la Delegación del Gobierno y la Comunidad juegan a policías y ladrones con las Bescam, que a este paso parece que van a tener que nutrirse de un ejército de famobil o una nueva promoción de «actionman», y el vecindario a verlas venir, sin un «poli» que echarse a la espalda. A una semana del veraneo oficial nuestros muertos tiritan en los cielos ante el bochorno, las mentiras, los insultos, las conspiraciones, los que yo no he sido, pues anda que tú, y tú más... y nuestros vivos asisten espantados, entre el hastío y la desesperanza, a las ceremonias de la confusión, a este galimatías de confidentes, del sur también existe, pues anda que el norte... la Galaxia, feliz desde las rectificaciones de Hawking, intenta no volver a caer en el agujero negro de la temporada pasada y galopa y corta el viento caminito de Jerez, mientras Florentino corre la banda, viento en popa a toda vela, de las Baleares. Ya asoman las narices tostadas del ferragosto a la vuelta de la esquina de los Madriles y por suerte se cerrarán unas cuantas bocas y bocazas. Vuelve uno del otro mundo, esto es, de Fuerteventura, por ejemplo, y le crujen los oídos porque por aquí sigue de moda la feria de las necedades, de los expedientes «X»,los informes «Y» y los atestados «Z». Como dijo el poeta, tras un desierto siempre hay otro desierto, tras un túnel siempre hay otro túnel. Necesitamos una candela. Para las medallas siempre hay tiempo.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.