Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 24/04/2001 > 

Purificación García, lección de estilo

Actualizado 24/04/2001 - 00:39:55
En el libro «Tener estilo» la diseñadora muestra cómo se puede llegar a ser chic sin seguir a rajatabla los dictados de la moda
En el libro «Tener estilo» la diseñadora muestra cómo se puede llegar a ser chic sin seguir a rajatabla los dictados de la moda
Lleva veinte años en el mundo de la moda y, tras pasear sus creaciones por las pasarelas de Madrid, Barcelona, Milán, Tokio y Bruselas, su nombre es sinónimo de sencillez, pureza de líneas y naturalidad. En su primer libro, «Tener estilo» (Temas de Hoy), Purificación García (Castrelo do Valle, Orense, 1952) se ha servido de su experiencia para dar una serie de trucos y consejos a la mujer que quiera vestir bien sin tener que sucumbir al imperativo de la moda.Su amiga, la actriz Assumpta Serna, a quien viste habitualmente en sus películas, presentará hoy el texto en Madrid.
—¿Qué significa tener estilo?
—El estilo es un don intransferible, un patrimonio y no se encuentra fácilmente. En el siglo pasado, por ejemplo, sólo hemos tenido una Audrey Hepburn. Tener estilo significa saber moverse, saber llevar un bolso, caminar, cruzar una calle o besar a un niño... Para mí es sinónimo de mujer natural, nada fingida. Pero el estilo también se puede adquirir mediante una educación, siguiendo una disciplina. Creo que es posible llegar a ser chic teniendo un fondo de armario adecuado y siendo sensata con una misma.
—¿A quién va destinado el libro?
—A aquellas mujeres que cada día se plantean cuestiones como «no tengo nada que ponerme» o «cómo voy a salir así». Desde mi humilde experiencia y con documentación de otras personas he aportado las pautas para que cada una se forme su propio estilo y su personalidad. Con tantas pasarelas, tanta información y tantos cambios de tendencias la mujer está cada vez más saturada. Debemos acoger todo esto para marcar nuestro propio estilo, no para salir a la calle hechas un pingo.
—¿Cuáles son las claves del guardarropa ideal?
—Lo más importante es tener un guardarropa equilibrado. El armario es como una sinfonía, cuando lo abres por la mañana tiene que estar en armonía y seguir la máxima del «menos es más». Para lograrlo hay que estudiarlo con calma: ver lo que sobra y lo que verdaderamente nos hace falta. También hay que saber comprar, es fundamental ir sola de compras, ser muy autocrítica y muy dura ante el espejo. y también adquirir prendas que combinen con lo que ya se tiene. Actualmente vivimos un momento de mestizaje completo, tanto en la moda, como en las comidas, decoración... Este mestizaje también llega al fondo de armario: ya no hay invierno ni verano, ni hay esport ni vestir, ni noche ni día. Lo bonito es combinar todo eso, y eso es lo que forma una personalidad y no seguir las tendencias a rajatabla. Hoy, las preguntas del tipo ¿qué se lleva? están pasadas de moda. Se lleva todo y nada.
—En el libro menciona que los diseñadores detestan a las «fashion victims».
—Las «fashion victims» también están pasadas de moda. En este momento buscamos marcar nuestro propio estilo para diferenciarnos. Cada mujer es única e irreemplazable. Lo importante no es lo que se lleva, sino cómo lo llevas.
—¿Cómo visten las mujeres españolas?
—Cada vez mejor. Creo que ya estamos a la altura de Francia y de Italia.
— Y nuestras ministras, ¿tienen estilo?
—Bueno, están en ello.
—¿Le recomendaría a alguna que lea su libro?
—Creo que sí. Aunque hay cosas que ya están dichas, es un recordatorio importante. También motiva la autoestima, da cuatro claves para sentirse bien, porque, en realidad, el tener un armario coherente y con armonía forma parte de estar bien psicológicamente.
—¿Cómo se detecta a una mujer con clase?
—El vestido habla, marca el status. Es fácil de detectar, es aquella que guarda las formas en cualquier situación. Pero como he dicho, el estilo es algo que se puede ir educando.
—En su libro cita a menudo a Coco Chanel, ¿sentó las bases de lo que hoy consideramos elegancia?
—Ella dijo algo que es la clave del libro: «La moda pasa, el estilo permanece».
—¿Quiénes han sido sus maestros?
—Yo me centro mucho en las formas y los japoneses, en cierta manera, me han influido por su estudio de las líneas base. Armani es uno de los que más me ha marcado. Por ejemplo, sus chaquetas que han sido una pieza fundamental en el siglo XX, lo seguirán siendo en el XXI.
—Nombre a alguien que sea adalid del estilo.
—Hay muchas: Rosario Nadal, Nati Abascal, que dentro de su estilo también es elegante, Isabel Preysler...
—¿Se atreve con alguien que represente todo lo contrario?
—No.
—¿Qué prenda no colgará nunca en su armario?
—Un chándal.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.