Deportes

Deportes

Hemeroteca > 24/03/2005 > 

Australia deja de ser Oceanía

A causa de su dificultad para llegar a las fases finales de la Copa del Mundo, ha pedido su inclusión en la Confederación Asiática, que la ha aceptado. Ahora debe aprobarlo la FIFA MADRID. El poder del fútbol mueve pasiones, voluntades y hasta creencias. Pero que era capaz de mover la geografía del mundo, aunque sólo sea sobre el papel, faltaba por ver. Australia puede conseguirlo en su afán de mudar en protagonista su papel de comparsa en la Copa del Mundo. Por una cuestión matemática la Federación Australiana considera misión imposible ver a su equipo en la fase final de un Mundial. Un premio del que no disfruta desde Alemania 74. La Confederación de Oceanía no dispone de plaza directa de clasificación y su campeón debe disputarse un billete con el quinto clasificado de Suramérica. Un muro casi infranqueable. Sin rivales de entidad Los australianos, hartos de perder esta repesca -ante Argentina para Estados Unidos 94 y con Uruguay camino a Francia 98 y Corea/Japón 2002-, han buscado la solución: cambiarse de continente a efectos balompédicos. El objetivo es meridiano, «si no puedes con ellos, aléjate de ellos». En el fondo Australia, un auténtico gigante terrenal, se siente un enano peleándose con «potencias» como las que forman su actual Confederación. Ni económica -el vil metal es un aspecto que ha pesado lo suyo- ni deportivamente le aporta nada competir frente a Islas Salomón, Tahití, Nueva Caledonia, Tonga, Islas Cook, Vanuatu, Fiyi, Papua-Nueva Guinea, Samoa o Samoa Estado. Sólo en Nueva Zelanda tiene un potable rival. Pero dos partidos «serios» por temporada no son precisamente un exceso. Objetivo: Suráfrica 2010 Así que Australia ha solicitado entrar a formar parte de la Confederación Asiática, que dispone de cuatro plazas directas para la fase final de la Copa del Mundo y se juega una quinta con el cuarto clasificado de la CONCACAF (Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe), mucho menos potente que la Suramericana. Y Asia ha dicho sí. Mohamed Bin Hamman, presidente de la Confederación Asiática (AFC), confirmó ayer que el «Comité Ejecutivo de la AFC ha respaldado de forma unánime la petición de Australia». Para dar el salto de Oceanía a Asia el país de los canguros debe renunciar a su propia confederación, pedir su ingreso en la deseada y esperar luego a que la FIFA, que según sus normas lo admite en «circunstancias excepcionales», le conceda el placet. Si es así, para el Mundial 2010, el primero en África (Suráfrica), Australia ya no será de Oceanía.

Actualizado 24/03/2005 - 02:18:55

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.