Internacional

null

Hemeroteca > 23/12/2007 > 

Sarkozy respalda la petición de Bush para Afganistán y no descarta enviar más medios

EPASarkozy abraza al presidente afgano, Hamid Karzai, a su llegada al aeropuerto internacional de KabulJUAN PEDRO QUIÑONEROPARÍS. Nicolas Sarkozy reafirmó ayer en Kabul el compromiso de Francia en la

Actualizado 23/12/2007 - 08:18:41
EPA. Sarkozy abraza al presidente afgano, Hamid Karzai, a su llegada al aeropuerto internacional de Kabul
EPA. Sarkozy abraza al presidente afgano, Hamid Karzai, a su llegada al aeropuerto internacional de Kabul
Nicolas Sarkozy reafirmó ayer en Kabul el compromiso de Francia en la guerra contra el terrorismo: «Estaremos en Afganistán el tiempo que sea necesario. Lo que está en juego en este país es el triunfo de nuestros valores y la credibilidad de la Alianza Atlántica. No podemos ni debemos perder esta batalla».
El presidente hizo ayer una visita de ida y vuelta a Afganistán para compartir una comida de campaña con algunos de los 2.000 soldados franceses destacados en distintos frentes afganos, y entrevistarse con el presidente Hamid Karzai, que había declarado el viernes que su país necesitaría de la presencia militar aliada «durante una década al menos». El presidente afgano recibiría horas más tarde al presidente de Austrialia, Kevin Rudd, quien se sumó también al respaldo a la presencia aliada en el país.
Sarkozy viajó a Kabul acompañado de sus ministros de Asuntos Exteriores y Defensa, Bernard Kouchner y Hervé Morin; la secretaria de Estado para los Derechos del Hombre, Rama Yade; el jefe de Estado mayor de los ejércitos, general Jean-Louis Georgelin, y el ensayista y filósofo André Glucksmann.
La visita de Sarkozy a Afganistán se inscribe en el marco de la nueva diplomacia y política de seguridad francesa, más próxima de los EE.UU., mucho más dispuesta a una participación más activa dentro de la Alianza Atlántica. Se presta el presidente francés a incrementar la presentar militar francesa en Afganistán, «en el marco de una reflexión global sobre la acción internacional de la OTAN».
En el terreno estrictamente militar, Francia está evaluando las distintas alternativas que pudieran permitirle incrementar su apoyo cuantitativo o cualitativo en Afganistán. Algunas fuentes militares afirman que París pudiera enviar un número todavía impreciso de blindados «Leopard». Se trata de una alternativa entre otras.
Sarkozy subrayó ayer en Kabul que la lucha contra el terrorismo en Afganistán «no es sólo militar», haciéndose eco de los llamamientos del comandante en jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistán, general John Craddock, pidiendo «esfuerzos masivos», destinados a la reconstrucción civil del país, bien necesitado de escuelas, carreteras, clínicas y nuevos suministros de energía eléctrica. Así lo reclamó el propio Bush en una comparecencia pública el jueves, en la que no ocultó el temor a una salida de algunos aliados.
Solidaridad trasatlántica
Francia está dispuesta a incrementar su compromiso activo en los distintos frentes de lucha, en Afganistán, y considera indispensable restaurar la solidaridad trasatlántica, malparada como consecuencia de las calladas resistencias de otros países, comenzando por España.
Washington y Londres denuncian desde hace meses la falta de «vigor» en el compromiso de algunos aliados, eludiendo algunas responsabilidades. Paul Cornish, del Royal Institute of International Affaires londinense, ha resumido esa crisis larvada de la Alianza en Afganistán comentando: «Lo que divide y fragiliza en el corazón de la OTAN es la posición de algunos aliados, que dicen compartir la misión común, pero no quieren tomar los riesgos que otros si están tomando».
60.000 soldados
El ex presidente Jacques Chirac «coqueteó» en repetidas ocasiones con la tentación de «retirarse prudentemente». Sarkozy, por el contrario, confirma el compromiso y responsabilidad, aceptando la posibilidad de una presencia más activa. En la actualidad, en los distintos frentes afganos hay desplegados unos 60.000 soldados extranjeros. 40.000 bajo mandato de la OTAN y otros 20.000 en una coalición bajo mando norteamericano. Francia tiene unos 2.000 soldados, en distintas posiciones. Durante su vuelo de ayer, por el espacio aéreo afgano, el avión de Sarkozy estuvo escoltado por dos Mirage 2000 del arma aérea francesa, en misión permanente en el sur de Afganistán.
Tras su encuentro con el presidente afgano, Hamid Karzai, Sarkozy insistió en que los aliados trasatlánticos no pueden aceptar que Afganistán se convierta en un Estado terrorista, como ya ocurrió entre 1996 y 2001. En la actualidad, los talibanes que intentan derrocar el régimen apoyado por Washington y la OTAN encuentran refugio en las montañas de Pakistán y reciben importante apoyo logístico y financiero de Irán.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.