Espectáculos

null

Hemeroteca > 23/11/2007 > 

«Beowulf»: El pixel trasero de Angelina Jolie

«Beowulf»| ((( | Estados Unidos | 2007 | 115 minutos | Género-Aventuras | Director-Robert Zemeckis | Actores-Ray Winstone, Angelina Jolie, Anthony Hopkins, Robin Wright Penn, Crispin Glover, John

Actualizado 23/11/2007 - 09:22:28
| ((( | Estados Unidos | 2007 | 115 minutos | Género-Aventuras | Director-Robert Zemeckis | Actores-Ray Winstone, Angelina Jolie, Anthony Hopkins, Robin Wright Penn, Crispin Glover, John Malkovich |
Robert Zemeckis es un director que se lleva muy bien con el éxito: hace películas grandes y generalmente buenas, o que gustan. Tiene una reconocida tendencia a «muñequear», a explorar otras posibilidades y naturalezas además de las propias de la carne y el hueso, como en «Roger Rabbit» o «Polar Express», y siempre con un cierto aire innovador.
En «Beowulf», usa el «vaho» de grandes actores para protagonizar una historia de héroes y dragones nórdicos, una especie de poema épico o cuento mitológico en el que se aborda toda esa magnífica palabrería escrita en letras de molde en la Historia del Hombre, términos como «honor», «dignidad», «valor», «lucha», «venganza», «traición», «reinado», «héroes», «demonios», «muerte»... Es, por lo tanto, un cuento adulto en su contenido y muy juvenil en su continente: grandes batallas y mucha estética de hierro y músculo escandinavo.
En ese proceso que podríamos llamar de digitalización de la carne, la pantalla recoge toda la traza, la carcasa, el «vaho», como digo, de esos actores que se anuncian en los títulos de crédito, pero no su esencia; está el gesto, pero no el sentimiento que lo impulsa. Anthony Hopkins, Robin Wright Penn, Ray Winstone, Angelina Jolie, John Malkovich..., se los reconoce fácilmente, o con la misma certeza, al menos, con la que se sabe que ninguno de ellos está allí, y eso repercute aunque sólo sea de un modo anímico a la implicación de uno en el calor de la trama: compiten, pues, con los fríos ambientes escandinavos las propias frialdades del «muñequerío», aunque a alguien le pueda dar la impresión de tórridas esas imágenes digitalizadas de Angelina Jolie saliendo del agua en puros cueros; es una impresión que dura un parpadeo.
Hay, a pesar de todo, escenas magníficas en la película, como la primera aparición del demonio Grendel y la escabechina que hace entre los aguerridos vikingos. Y toda la espectacularidad se multiplica, probablemente, si se ve en sus tres dimensiones, con las gafas y el impudor adecuados. Sin duda esta película tiene su público esperándola con las gafas 3-D puestas
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.