Nacional

null

Hemeroteca > 23/11/2003 > 

Mujeres por el cambio

Trescientas mujeres se reunieron ayer en Bilbao, convocadas por la Fundación para la Libertad, para alzar su voz desde la política, la economía o el anonimato, contra el plan IbarretxeBILBAO. Las mujeres están en primera línea entre quienes pretenden el cambio político en el País Vasco y a la hora de enfrentarse al terrorismo y a su entorno. No hay retaguardia en el mundo de quienes se significan en la defensa de unas ideas políticas distintas al nacionalismo en una comunidad autónoma en la que discrepar activa y públicamente conlleva ponerse en la diana de ETA.Todos conocemos a mujeres como la presidenta del PP de Guipúzcoa, María San Gil, que vive permanentemente protegida y que hasta ha hablado con su marido y con sus padres sobre como quisiera que educaran a sus hijos en el caso de que ETA la matara cualquier día al salir o entrar en casa, o a la presidenta de la Fundación por la Libertad, Edurne Uriarte, a quien los terroristas intentaron asesinar con una bomba en el «campus» de Lejona de la Universidad del País Vasco, pero hay muchas otras mujeres anónimas, que están en la primera fila del riesgo, aunque su labor sea menos conocida.Algunas de ellas participaron ayer en Bilbao en un encuentro con el eslogan «Mujeres por el Cambio», organizado por la Fundación para la Libertad en el marco de la preparación de la conferencia que celebrarán el próximo cinco de diciembre para promover la movilización social por la alternancia en el poder en el País Vasco. Trescientas mujeres de diversos ámbitos como la política, la Universidad, la cultura, el mundo empresarial o el agrario se sumaron al manifiesto de la Fundación para la Libertad.Edurne Uriarte explicó que la sociedad vasca se encuentra en una «encrucijada» porque la propuesta que ha presentado el lendakari, Juan José Ibarretxe, «margina a quienes no la comparten». La presidenta del PP de Guipúzcoa, María San Gil, defendió igualmente la necesidad de que se produzca una alternativa política en el País Vasco y aportó un nuevo calificativo para el «plan Ibarretxe», que tildó de «perverso al cien por cien», tanto en el fondo como en la formas. «En el fondo porque coincide con ETA y legitima su discurso y su estrategia y, en la forma porque no hay ausencia de violencia y sin ella no podemos tener serenidad para debatir problemas de fondo».Frente a ese «plan Ibarretxe», San Gil consideró que la sociedad vasca tiene que movilizarse porque, a su juicio, «la alternativa es una necesidad», y los partidos tienen que «ser capaces de tener una oferta sólida y fiable».Intervinieron también ayer en el acto de Bilbao mujeres anónimas como la militante socialista de Plencia Ana Elorrieta, colaboradora de Basta Ya y de la Fundación para la Libertad, que explicó que ella no llevaba escolta, pero que se protegía de un atentado cambiando de fisonomía, incluso con peluca.Una situación impropia de la Europa del siglo XXI, por cuyo cambio apostaron ayer en Bilbao trescientas mujeres, conocidas unas, anónimas otras, valientes todas.

Actualizado 23/11/2003 - 05:00:03
Juana Borrego, Ana Elorrieta, Edurne Uriarte, Conchi Bravo, Consuelo Frutos y María San Gil, algunas de las «Mujeres por el Cambio» reunidas en Bilbao.TELEPRESS
Juana Borrego, Ana Elorrieta, Edurne Uriarte, Conchi Bravo, Consuelo Frutos y María San Gil, algunas de las «Mujeres por el Cambio» reunidas en Bilbao.TELEPRESS
TEXTOFOTO
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.