Cultura

Cultura

Hemeroteca > 23/09/2002 > 

Rescatan cientos de bocetos y algunas pinturas de Bacon al trasladar su estudio a Dublín

Actualizado 24/09/2002 - 23:49:52
Francis Bacon. ABC
Francis Bacon. ABC
LONDRES. Que el gran pintor británico Francis Bacon era un personaje muy extraño lo prueba su misma obra. Pero lo que nadie suponía es que en su estudio londinense, atestado de los más diversos objetos y reflejo de un alma tempestuosa y atormentada, el pintor hubiera guardado, más bien arrumbado, cientos de bocetos e incluso varias pinturas míticas que él decía haber destruido por completo.
Esto es lo que se ha descubierto ahora en el curso del traslado de ese estudio a Dublín, ciudad natal de Bacon, donde se reconstruirá minuciosamente en una galería. El descubrimiento tiene su importancia artística. Durante toda su vida Bacon aseguró que él nunca hacía bocetos de sus cuadros y que, siguiendo a su idolatrado Velázquez, dibujaba directamente sobre el lienzo. Esto no parece ser verdad, puesto que muchos de los dibujos encontrados parecen esbozos preparatorios de obras que luego pasarían al lienzo.De la misma manera, la idea de que Bacon destruyó y se deshizo de muchas obras tampoco parece ser completamente cierta. Se suponía que uno de sus cuadros más importantes de la primera época, el «Estudio de hombre con micrófonos» (1946), una imagen bastante horrenda, había sido repintada con otra obra. Pero resulta que no. Lo que hizo Bacon fue rasgarla con un cuchillo en dos partes y, lejos de tirarla al basurero, decidió guardarla en ese estado. Esto del basurero se adecúa bastante al carácter del estudio. En él Bacon había acumulado a lo largo de los años (desde 1961 hasta su muerte, en 1992), unos 7.500 objetos. Botes de pintura, pinceles rotos, cortinas tiñosas, alfombras gastadas, muebles viejos... eso era lo que atesoraba un artista que no por menos grande era menos alcohólico, maniático y, según muchos de sus contemporáneos, no muy buena persona. Los sorprendentes resultados del inventario serán presentados de forma científica durante un simposio que se realizará en noviembre. En él se esperan explicaciones sobre la génesis de obras tan famosas como el «Estudio de un Papa III», que al parecer está tomado casi literalmente de un libro sobre presuntas apariciones de ectoplasmas que salían de la nariz y boca del presidente francés Poincaré.
Con todo, lo más interesante son los bocetos, porque Bacon afirmó siempre que, desde 1962, nunca había preparado un cuadro con antelación y se plantaba ante el lienzo de forma absolutamente espontánea. Habrá que esperar al simposio para saber si todos los dibujos encontrados guardan relación con alguna obra final. La justificación de esta posible superchería es, según Matthew Gale, conservador jefe de la Tate Britain que «Bacon consideraba que el escarbar de los estudiosos en busca de fuentes era irrelevante. No tenía nada que ver con la obra».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.