Espectáculos

null

Hemeroteca > 23/04/2005 > 

Mariano Barroso: «Los actores nos han salvado la vida en este filme»

El cineasta ha presentado, en el Festival de Málaga, la película «Hormigas en la boca», que dio paso a la nueva edición del certamen andaluz

Actualizado 23/04/2005 - 02:07:00

MÁLAGA. La ciudad andaluza se ha engalanado para la celebración del Festival de Cine que, ya celebrando su octava edición, está situado en el segundo lugar en cuanto a repercusión en los medios se refiere, justo después del de San Sebastián. Ayer se vivió la primera jornada en torno a la proyección del nuevo trabajo de Mariano Barroso, «Hormigas en la boca».

Barroso es un cineasta respetado y querido, que no sólo ha dado paso a la nueva edición del certamen, sino que, además, ha entrado directamente en la sección oficial a concurso. No es el momento de hacer una crítica del filme en su justa medida, ya que este festival mantiene su impronta de «plataforma» del cine español. Será al final del encuentro cuando se pueda hacer un balance sabiendo la reacción del público y el criterio del jurado.

La Cuba de 1958

Barroso ha recurrido en esta ocasión a una novela escrita en 1999 por su hermano Miguel bajo el título «Amanecer con hormigas en la boca», aunque el tratamiento no es una adaptación literal. De hecho, el personaje femenino, Julia, interpretado por la hermosa Ariadna Gil, es un hombre en la novela. En el reparto nos encontramos con unos espléndidos Eduard Fernández, a quien el maquillaje en algunas escenas le juega una mala pasada, sin que ese detalle quite ni un ápice a su natural versatilidad; Jorge Perugorría, José Luis Gómez y Samuel Claxton.

Al cineasta se le notan en la pantalla sus estudios en Estados Unidos por su manera de contar las historias, dado que nunca se advierte la cámara, en esta ocasión en manos de Javier Aguirresarobe. Se retrata La Habana de 1958 de manera bellísima y mítica, con el tono decadente de los últimos momentos de Batista, lo que da pie a «un filme de serie negra» -según el cineasta-. que recreóla ciudad durante once semanas, con lo que supone un rodaje y la situación que se vive en Cuba. La labor de los actores ha sido el empuje para contar la historia de Martín Losada, un hombre que, sin saberlo, es un idealista que se define por sus actos: va detrás de algo que piensa que puede existir. «Con una filmación llena de incidentes y en una situación de permanente emergencia, ellos, los actores, nos han salvado la vida», dice Barroso.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.