Toledo

null

Hemeroteca > 22/12/2008 > 

Feliciano jugó en casa

JOSÉ REYES CALEROPORTILLO. El tenista Feliciano López Díaz-Guerra recibió ayer un emotivo, multitudinario y deportivo homenaje en su pueblo, Portillo, aunque en su partida de nacimiento aparece Toledo

Actualizado 22/12/2008 - 02:42:12
JOSÉ REYES CALERO
PORTILLO. El tenista Feliciano López Díaz-Guerra recibió ayer un emotivo, multitudinario y deportivo homenaje en su pueblo, Portillo, aunque en su partida de nacimiento aparece Toledo como lugar de alumbramiento. Feliciano se siente de Portillo, el pueblo de sus padres y abuelos paternos y maternos, que viven en la localidad.
Ayer fue una fecha inolvidable para el tenista y su familia. «Es mucho para un día, no esperaba esto de mi pueblo -explicaba a ABC-, porque Portillo, desde siempre, ha sido mi pueblo, puesto que aquí venía de pequeño y mi familia es portillana. Es maravillosa la gente de aquí».
A las 11.30, el espigado y elegante deportista fue recibido, junto a sus padres y abuelos, en el Ayuntamiento por el alcalde, Luis Gómez, quien desde el balcón principal de la Casa Consistorial presentó ante cientos de vecinos a uno de los ganadores de la última Copa Davis, que tuvo palabras de agradecimiento para ellos. «No me esperaba algo así, y la verdad es que espero seguir llevando el nombre de Portillo por todas partes, lograr cosas positivas, y volver aquí para revivir estas circunstancias», les dijo.
Luego, en la iglesia parroquial, se celebró una eucaristía, en la que el párroco, Rafael Pérez, dijo durante la homilía que «son muchos los deportistas que con su fe esperan una fuerza especial que provoca alcanzar sus logros; por ello, no olvidan santiguarse ante el éxito o bien ante la dificultad».
El sacerdote, afincado en Portillo hace más de tres décadas aunque nacido en la vecina localidad de Rielves, recordó que los abuelos paternos del tenista, Mariana y Feliciano, acudieron a la capilla de la residencia parroquial, donde viven, para rezar mientras su nieto disputaba su primer partido contra Argentina en la pasada Copa Davis. Y la Virgen de los portillanos, Nuestra Señora de la Paz, escuchó sus plegarias, vino a decir el párroco.
A la finalización de la Santa Misa, Feliciano recibió la medalla como caballero de la Fundación «Virgen de la Paz» y los feligreses rompieron la solemnidad del acto con largos aplausos.
Un gran gesto
Más tarde, las primeras autoridades locales y varios cientos de vecinos, con la banda de música incluida, acompañaron a pie al deportista y a su familia por las calles del pueblo hasta el complejo deportivo municipal «Feliciano López», donde fue inaugurado un monolito con el nombre del jugador. El alcalde le entregó la bandera de Portillo y Feli se enrolló la enseña local al cuerpo ante la ovación de sus paisanos.
Dentro del pabellón cubierto, repleto de espectadores, Feliciano salió a la cancha ataviado con la indumentaria que jugó la final de la Copa Davis en Argentina e hizo las delicias de una treintena de niños, que tuvieron la oportunidad de lanzar unas bolas contra todo un campeón. Una representación de jugadores de la escuela local de tenis disputó también un partido de demostración ante el ídolo portillano.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.