Tv y Radio

null

Hemeroteca > 22/08/2008 > 

Motín en Zamora

ICALParte del equipo artístico de la película, con Monzón a la derecha, en al antigua cárcel de ZamoraEl director de cine Daniel Monzón presentó ayer en Zamora el que será su cuarto trabajo como

Actualizado 22/08/2008 - 02:41:53
ICAL
Parte del equipo artístico de la película, con Monzón a la derecha, en al antigua cárcel de Zamora
El director de cine Daniel Monzón presentó ayer en Zamora el que será su cuarto trabajo como director, «Celda 211», después de la premiada «El corazón del guerrero», «El robo más grande jamás contado» y «La caja Kovak». Y lo hizo en la antigua cárcel de la ciudad, abandonada desde hace doce años y que se va a convertir en las nueve semanas de rodaje en protagonista principal de este film carcelario, basado en la novela de Francisco Pérez Gandul.
El director estuvo acompañado por los que serán los protagonistas principales de la película: Antonio Resines, Luis Tosar, Alberto Amman y Carlos Bardem, entre otros. Monzón adelantó que «Celda 211» no sólo se rodará en la cárcel de Zamora, habilitada y, sobre todo, rehabilitada, para la ocasión, sino que también habrá escenarios de exteriores por las principales calles de la ciudad, del mercado e, incluso, del río Duero, informa Ical.
Presos peligrosos
El director explicó que se trata de una historia muy negra, de una persona que, debido a unas circunstancias especiales, «se llega a conocer a sí misma». «El protagonista es Juan Oliver -papel interpretado por el joven Alberto Amman-, un funcionario de prisiones que llega un día antes a su destino para conocer su lugar de trabajo. Allí sufre un accidente y los compañeros lo llevan a una celda, la 211, en el mismo momento en que en la cárcel se produce un motín con los presos más peligrosos. Abandonado en esa celda, el protagonista ve cómo tiene que hacerse pasar por un preso más para sobrevivir», explicó el director.
Con «Celda 211», Monzón quiere «que los espectadores estén agarrados a la butaca hasta que les sangren los dedos», comentó entre risas. Respecto al escenario principal, la antigua cárcel de Zamora, reconoció sentirse «enamorado nada más verla; sólo la galería tiene ya una gran carga plástica, aunque llevara doce años abandonada. Quise desde el principio rodar en una localización real esta historia».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.