Nacional

null

Hemeroteca > 22/08/2007 > 

La Generalitat «invierte» fuera el doble que en Cataluña para expandir el catalán

A. CAPARRÓSVALENCIA. El tripartito catalán ha vuelto a poner el dedo en la llaga de las señas de identidad valencianas. El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Lluis Carod-Rovira, es el

Actualizado 22/08/2007 - 02:53:55
A. CAPARRÓS
VALENCIA. El tripartito catalán ha vuelto a poner el dedo en la llaga de las señas de identidad valencianas. El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Lluis Carod-Rovira, es el encargado de controlar la política lingüística en el Ejecutivo que preside el socialista Josep Montilla y ha aprovechado esa atalaya para extender las tesis políticas de ERC respecto a los «Países Catalanes», en clara connivencia con sus socios del PSC e ICV.
Las subvenciones recibidas por la campaña «Correllengua» son un claro ejemplo de ello. Esta iniciativa -que está auspiciada entre otras entidades por Acció Cultural del País Valencià (ACPV)- aboga por la autodeterminación, critica el resultado electoral en la Comunidad Valenciana y acusa a ésta de «agredir» a Cataluña a cuenta de la clausura de las emisiones ilegales de la cadena pública TV3 o de las políticas «secesionistas» en defensa de la identidad del valenciano, en contra de los principios consagrados por el Estatuto de Autonomía.
Con el pretexto de contribuir a «difundir y prestigiar la lengua catalana, la cultura y la identidad propias dentro de su ámbito lingüístico» -en el que el tripartito incluye a la Comunidad Valenciana en sus documentos y mapas oficiales-, el Gobierno presidido por Josep Montilla destina cuantiosas subvenciones a entidades que, más allá de los fines a los que se dirigen las ayudas, amplían sus «actividades» al ámbito político, como el caso flagrante de ACPV.
Más allá de sus límites
En concreto, la Generalitat de Cataluña, en su afán por propagar su cultura más allá de los límites de aquella comunidad autónoma, concederá este año más de 2,25 millones de euros en ayudas, según la resolución firmada por el propio Josep Lluis Carod-Rovira el pasado 6 de junio.
Resulta llamativo que dicho esfuerzo presupuestario, destinado al «ámbito lingüístico catalán», prácticamente duplique las partidas previstas para promocionar el uso de dicha lengua en el ámbito exclusivo de Cataluña y del occitano en el Valle de Arán, que para el año en curso cuentan con una dotación que apenas supera los 1,1 millones de euros, de acuerdo con la convocatoria publicada el 24 de abril en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña.
De esa forma, entidades como Escola Valenciana, Fundación Sambori, Asociación Fomento Popular Valenciano, Espai País Valencià o la propia APCV se convierten en algunas de las principales receptoras de ayudas públicas catalanas, en algunos casos destinados a fines ajenos a la lengua o a la cultura, como las subvenciones para homenajear a los muertos de la guerra de Sucesión, dotada con una partida de 35.000 euros. Este acto fue organizado por ACPV -entidad con sede en Valencia comandada por Eliseu Climent-, encargada de convocar la manifestación por la independencia de los «Países Catalanes» que cada año se celebra el 9 de octubre dentro de la campaña «Correllengua» con el apoyo presupuestario del tripartito catalán.
Camps no cede con TV3
ACPV mantiene un litigio con la Generalitat Valenciana, presidida por el popular Francisco Camps, a cuenta de la instalaciones de repetidores ilegales para que en esta comunidad autónoma se pueda recibir la señal de TV3.
Este asunto ha sido calificado como un ataque emanado desde el «sur» -de Cataluña- en el manifiesto del «Correllengua» del presente ejercicio, tal y como publicó este periódico. En este sentido, fuentes de la vicepresidencia primera del Gobierno valenciano explicaron que «bajo ningún concepto se aceptarán los repetidores de ACPV», cuya clausura ha decretado por ser «ilegales». En este sentido, desde la Generalitat Valenciana se aboga por hallar un acuerdo con sus homólogos catalanes que permita un sistema de reciprocidad para que las televisiones públicas puedan verse en ambos territorios.
Respecto a las injerencias del tripartito, el Ejecutivo presidido por Francisco Camps considera que dichas prácticas «se desacreditan por sí solas». El portavoz adjunto del Partido Popular, Antonio Clemente, señaló que las formaciones catalanistas «plantean un discurso absolutamente ficticio que responde a otros intereses que no son los de la Comunidad Valenciana».
Mientras, Ciutadans condenó que la Generalitat Catalana haya dotado con una subvención de 1,3 millones a la Institución cívica y del Pensamiento Joan Fuster y a ACPV por la compra y rehabilitación del edificio el Segle de Valencia. El partido, que considera la ayuda como «grave y fuera de lugar», cree que es producto de «la obsesión nacionalista del Gobierno de Montilla».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.