Toledo

null

Hemeroteca > 22/08/2001 > 

La Junta regula la educación de los niños con sobredotación intelectual

Con el objetivo de orientar a los centros de enseñanza y a los padres, el Gobierno regional ha aprobado los procedimientos que se deben seguir para atender las necesidades educativas especiales de los alumnos con condiciones de sobredotación intelectual; se trata de dar una respuesta a aquellos niños que se encuentran por encima del nivel de sus compañeros.

Actualizado 23/08/2001 - 23:56:07
Pedro Pablo Novillo
Pedro Pablo Novillo
El director de Política Educativa de la Consejería de Educación y Cultura, Pedro Pablo Novillo, explicó, en declaraciones a ABC, que el objetivo de la resolución aprobada por el Ejecutivo autonómico es adaptar la normativa básica del Gobierno central a las necesidades de los castellano-manchegos, de tal forma que los centros educativos, los equipos pedagógicos y las familias «sepan a qué atenerse» cuando se presenta un caso de estas características.
Con esta medida, se establecen los mecanismos para facilitar «una atención educativa adecuada al alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones personales de sobredotación intelectual». En concreto, se pretende adecuar la evaluación psicopedagógica que determine las características especiales de los chavales, concretar las medidas curriculares extraordinarias, determinar el sistema de registro y establecer el procedimiento y los plazos para felxibilizar el periodo de escolarización obligatoria de estos alumnos.
Pedro Pablo Novillo afirmó que no se trata de la educación genios, sino de niños que precisan de una atención especial por parte de los profesores debido a que su nivel intelectual es superior a compañeros de su misma edad. Este trato es necesario, dijo Novillo, para evitar que el alumno caiga en la desidia y el aburrimiento y se sienta excluido de su propio entorno social.
INFORMES PEDAGÓGICOS
El proceso para determinar si un menor se adapta a este perfile comienza con la evaluación del equipo psicopedagógico y los informes de los profesores. Posteriormente se ponen en marcha los planes específicos para cada alumno, que se deben desarrollar siempre con el consentimiento de los padres.
El responsable de Política Educativa de la Consejería manifestó que estas actuaciones consisten en adaptaciones curriculares de ampliación de los conocimientos o la flexibilidad del periodo de escolarización obligatoria con la correspondiente adaptación individual de las materias y los temarios.
Novillo aclaró que el enriquecimiento de los contenidos se orientará, por ejemplo, hacia la informática, la música, aprendizaje de idiomas etc. En cuanto a la flexibilidad, se trata de adelantar el periodo de escolarización obligatoria, o bien acortar este mismo periodo permitiendo al alumno acceder a cursos superiores si sus condiciones intelectuales lo permiten. En cualquier caso, «la decisión es reversible y se toma cuando se considera adecuada para el desarrollo de su equilibrio personal e inserción social y se confirme que globalmente tiene adquiridos los objetivos del ciclo o curso que le corresponde a su edad».
Por último, las decisiones curriculares tomadas, tras la correspondiente autorización (tanto de los padres o tutores como de la Administración regional) para reducir la duración del periodo de escolarización obligatoria, estarán sujetas a un proceso continuado de evaluación y seguimiento.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.