Gente

Gente&Estilo

Hemeroteca > 22/06/2002 > 

Luis Merlo: «Mi personaje en «El águila y la niebla» tiene la grandeza de un clásico»

Actualizado 22/06/2002 - 23:51:08
El Teatro Español reabre sus puertas el próximo lunes después de una profunda remodelación para adaptarse a las exigencias de Protección Civil. Estrena el último premio Lope de Vega de Teatro, convocado por el Ayuntamiento madrileño, montaje con el que se pretende cubrir toda la programación veraniega de dicho teatro municipal.
«El águila y la niebla» es el título de la obra original de Narciso Ibáñez Serrador, que también se encarga de la dirección de un extenso reparto encabezado por Luis Merlo, un joven actor ya consagrado como una de las primeras figuras de nuestra escena. La comedia tiene un trasfondo que se puede deducir político, pero que no lo es. Es, según su autor, «una historia clínica; el caso de una psiquiatra con un enfermo; un paciente que está encerrado en distintos centros psiquiátricos desde los diez años hasta los 33, que es cuando comienza verdaderamente la historia. Una defensa a ultranza del individualismo ante la masificación. Una historia escrita para gente joven, que puede entender todo el mundo».
«El águila y la niebla» es -según Ibáñez Serrador- una frase del personaje que encarna Luis Merlo, que dice que «cuando todo es gris, cuando hay niebla, las águilas no vuelan»».
-¿Cómo ve Luis Merlo esta nueva obra de Ibáñez Serrador?
-La primera vez que leí la función me conmovió porque aborda problemas de terrible actualidad y refleja cómo caminamos todos hacía la globalización, cómo el individualismo se ha terminado, cómo la gente que que es diferente nos aterra. Mi personaje, en realidad no es que esté loco, aunque esté ingresado en un psiquiátrico, es que es diferente y lo diferente da mucho miedo.
-¿De qué manera retrataría a su personaje?
-Después de eso me pareció que pocas veces, en el teatro contemporáneo, podemos encontrar un personaje que tenga la grandeza de los personajes clásicos y éste la tiene. Es un personaje del teatro contemporáneo con la grandeza de los clásicos. Aborda todas las aristas que un actor puede tocar en un escenario: del humor a la ira, a la ironía, a la tragedia, a momentos de comedia... De todo esto creo que se habla en la obra. Por otra parte, para mí era muy importante hacer esta función y en el Español, donde ya obtuve un gran éxito con «Tres sombreros de copa», y luego conocer a Chicho, con quien no tenía la suerte de haber trabajado.
-Se ha comentado que su interpretación en «El águila y la niebla» podría ser equiparada a la que tanto éxito obtuvo hace unos años de
«Calígula», bajo la dirección de José Tamayo...
-¡No quiero hablar de eso! Me da mucho miedo, rotundamente no. Pienso que cada cosa es cada cosa. Lo que creo es que este personaje tiene una grandeza muy importante, y por eso, quizá, se compara con lo que decía, porque, aunque es un texto moderno, contemporáneo, el personaje tiene la misma grandeza que pudo tener Calígula. Pero aquel fue un trabajo y espero que éste sea otro.
Y nos deja para atender otros compromisos en un día como ayer viernes en el que, recordó, celebra su onomástica (San Luis Gonzaga).
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.