Valencia

null

Hemeroteca > 22/05/2007 > 

Cuando todo es perfecto

Peter GrimesÓpera en un prólogo y tres actos de Benjamín Britten (1913-1976) Coro de la GeneralitatOrquesta de ValenciaDirector musical: Josep Pons19 de mayo. Palau de la Música de ValenciaJOAQUÍN

Actualizado 22/05/2007 - 02:52:29
Peter Grimes
Ópera en un prólogo y tres actos de Benjamín Britten (1913-1976) Coro de la Generalitat
Orquesta de Valencia
Director musical: Josep Pons
19 de mayo. Palau de la Música de Valencia
JOAQUÍN GUZMÁN
Britten, en la puritana sociedad inglesa de la primera mitad del siglo pasado, era un tipo diferente y así se le debía hacer sentir: un homosexual y católico a la par no era alguien de fiar, vamos.
Peter Grimes, su obra maestra, encierra un mensaje insondable de carácter simbólico que todavía es de gran actualidad. El «distinto» no tiene sitio en muchos ámbitos de nuestra sociedad. Fenómeno que se repite en muchas sociedades de otras tantas culturas. Britten, de forma magistral, a través de la tragedia que es Peter Grimes, nos cuenta el irremediable destino del excluido en un pequeño puerto pesquero inglés.
Un Pons entregado halló y contó todos y cada uno de los secretos de una obra que ama. La orquesta protagonizó una de sus grandes veladas por técnica y entusiasmo tanto en grupo como por los solistas. Pons sabía de la calidad del instrumento y no restó un ápice de su protagonismo en el relato, logrando que cada interludio fuera un mundo en sí mismo y cada frase estuviera perfectamente subrayada.
El elenco solista, casi idéntico al del Liceo de enero de 2004 con dirección de escena de Lluís Pasqual y batuta de Pons, se caracterizó por una auténtica labor de equipo. Christopher Ventris fue un tenor de voz muy bien timbrada y de contenida expresividad. Gwynne Geyer reflejó la parte humana, con un fraseo cuidado, no exento de dramatismo. El resto del reparto se identificó admirablemente con su rol, dando una respuesta sobresaliente a la caracterización magistral de Britten.
En una temporada de retos y de trabajo incesante, es de admirar que el Cor de la Generalitat haya llegado al final de la temporada en un estado de forma tan magnífico, exhibiendo un volumen y empaste digno de los más grandes coros europeos.
El ya docto público del Palau, que lo llenó en dos terceras partes, disfrutó y supo agradecer el esfuerzo y la calidad a todo el plantel.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.