Nacional

null

Hemeroteca > 22/02/2005 > 

Los expertos revelan ocho años después que la tragedia de Biescas era previsible

La «torrencialidad» de la zona, un cono de deyección de un barranco, desaconsejaba la instalación del cámping inundado, según el ingeniero Pérez Bujarrabal

Actualizado 22/02/2005 - 02:32:45

MADRID/ZARAGOZA. La inundación del cámping Las Nieves de Biescas, que causó la muerte de 87 personas en el verano de 1996, se podía haber evitado. Ésta es la conclusión que se desprende de la declaración de los primeros expertos que, en la fase de práctica de prueba, han comparecido ante la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que decidirá sobre posibles indemnizaciones a las familias de las víctimas de aquella tragedia que conmovió a España.

El cámping que quedó arrasado por las aguas el 7 de agosto de 1996 estaba situado en el cono de deyección de un barranco del Pirineo, por lo que el área era de «fuerte torrencialidad», según explicó el testigo Emilio Pérez Bujarrabal, un ingeniero de Montes que había desaconsejado diez años antes el lugar escogido para las instalaciones, pero cuyo informe no quedó incorporado al expediente para la autorización de la Diputación General de Aragón, según declaró ayer.

En el documento que redactó como jefe de Sección de Comunidades Vegetales de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Montes el 4 de agosto de 1986, ampliación de otro anterior de enero de ese año, advertía que el caudal de la montaña podía soportar hasta 125 metros cúbicos por segundo, pero que una cantidad mayor desbordaría el trazado natural y el caudal se desplazaría a la margen derecha del trazado, donde finalmente se instaló el cámping, señaló Pérez Bujarrabal.

Por ello, le extrañó que sus superiores no le encargaran otro informe más amplio «para corroborar o rebatir sus informaciones». Incluso, dijo haber leído un informe de la Asesoría Jurídica del Gobierno aragonés del 10 de marzo de 1987, en el que, según «creía recordar», se decía que si se deseaba una autorización favorable a la instalación, su informe debía ser obviado. «Era obvio que mis superiores no estaban de acuerdo conmigo, porque quitaron el informe del expediente», afirmó en el Tribunal.

Otro de los expertos, el catedrático de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante, Jorge Olfina, indicó que «la lógica racional dice que el cámping nunca debió estar allí, si se hubiera hecho un estudio de inundabilidad de la zona», informa Ep. Asimismo, el perito José Luis Peña señaló que «un cono de alta montaña es un lugar muy dudoso para instalar un cámping» y que «era previsible que se inundase en casos de eventos extremos».
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.