Internacional

null

Hemeroteca > 21/12/2009 > 

Contra el «ladrillazo» chino

Con sólo 47 años, Tang Fuzhen falleció el pasado 29 de noviembre, 16 días después de haberse quemado a lo «bonzo» para impedir la demolición de su casa en Chengdu, capital de la sureña provincia china

Actualizado 21/12/2009 - 07:25:38
Demolición de una casa en Pekín, donde el 90 por ciento de las expropiaciones y demoliciones son ilegales debido a la corrupción
Demolición de una casa en Pekín, donde el 90 por ciento de las expropiaciones y demoliciones son ilegales debido a la corrupción
Con sólo 47 años, Tang Fuzhen falleció el pasado 29 de noviembre, 16 días después de haberse quemado a lo «bonzo» para impedir la demolición de su casa en Chengdu, capital de la sureña provincia china de Sichuan. Desde agosto de 2007, las autoridades del distrito de Jinniu venían presionando a Tang Fuzhen y su marido, Hu Changming, para que se largaran del taller de ropa que ambos llevaban regentando más de una década.
Pero la pareja se negaba a aceptar las indemnizaciones ofrecidas por el Gobierno local, que quería expropiarles su nave de 2.000 metros cuadrados para construir una carretera. Argumentando que dicha edificación era ilegal, una cuadrilla de policías, funcionarios y «matones», algunos de ellos armados con porras y bates y vestidos con ropa de camuflaje, irrumpieron de madrugada en la fábrica, destrozando cuanto encontraban a su paso para desalojar a sus ocupantes.
Tras una violenta batalla campal, Tang Fuzhen se subió al tejado y se prendió fuego, pero no pudo evitar ni la demolición del taller textil ni la detención de sus familiares. Sin embargo, su imagen abrasada, grabada por sus parientes con teléfonos móviles y difundida en internet, ha conmocionado a China, poniendo además en evidencia laslagunas de la ley de propiedad privada, promulgada en marzo de 2007.
Gobiernos locales corruptos
Aunque el régimen de Pekín reconoció entonces su inviolabilidad, garantizada también por la Constitución, las autoridades locales se amparan en supuestas obras públicas para ordenar cada año miles de expropiaciones y demoliciones que dejan sin hogar a millones de personas y provocan violentas revueltas populares. Con frecuencia, tales proyectos son espectaculares «pelotazos» inmobiliarios que los corruptos gobiernos locales dan en connivencia con constructores desalmados. Pero, como el suelo sigue siendo de titularidad estatal en China y los inquilinos sólo gozan del derecho de usufructo, a éstos no les queda más remedio que aceptar unas ridículas indemnizaciones que no les dan para comprarse otra casa. O eso o una paliza a manos de los matones que los promotores suelen enviarles para convencerlos del trato.
Según reconoció el propio Ministerio de Tierra y Recursos en 2006, el 64 por ciento de las expropiaciones de terrenos destinados a la construcción eran ilegales, llegando al 90 por ciento en las grandes ciudades. Desde entonces, la situación apenas ha cambiado pese a la entrada en vigor de la ley de propiedad privada, ya que las autoridades locales siguen esgrimiendo las normas de gestión en la demolición y recolocación de viviendas para justificar las expropiaciones por la fuerza.
Penosa «Larga Marcha»
Pero algo de eso podría cambiar tras la inmolación de Tang Fuzhen, quien al prenderse fuego encendió también la llama del debate en China. Uno de los diputados en la Asamblea Nacional Popular y miembro del Comité Legal, Liang Hixing, ha asegurado que «tan pronto como la ley de propiedad privada entró en vigor en 2007, las normas de gestión en la demolición y recolocación de viviendas perdieron su eficacia», insistiendo en que «todas las demoliciones forzosas llevadas a cabo durante los dos últimos años son ilegales».
Aunque las leyes tienen rango superior a las normas y priman sobre ellas, la Oficina de Asuntos Legislativos del Consejo de Estado insistió en que dichas regulaciones siguen siendo efectivas y permiten a los gobiernos locales las expropiaciones y demoliciones forzosas. A la espera de que el régimen resuelva esta disparidad de criterios, continúa penosamente la «Larga Marcha» de China hacia la propiedad privada.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.