Internacional

null

Hemeroteca > 21/11/2008 > 

La oposición intenta frenar en siete estados al Partido Socialista Unido

Cada proceso electoral en Venezuela es un plebiscito para el presidente Hugo Chávez y para su revolución bolivariana. Una victoria rotunda en las elecciones municipales y regionales del próximo

Actualizado 21/11/2008 - 09:19:37
Cada proceso electoral en Venezuela es un plebiscito para el presidente Hugo Chávez y para su revolución bolivariana. Una victoria rotunda en las elecciones municipales y regionales del próximo domingo le permitiría al mandatario reactivar su propuesta de reelección ilimitada, fallida tras el rechazo a la reforma constitucional que impulsó hace ahora un año. Y, para la oposición, todo comicio es una nueva oportunidad de poner palos en las ruedas al expansivo «socialismo del siglo XXI» que promueve el caudillo venezolano dentro y fuera del país.
Consciente de que sus candidatos flojean -muchos de ellos sacudidos por 10 años de ineficacia en diferentes cargos-, Chávez se ha echado la campaña al hombro y ha recorrido el país y puesto los recursos del Estado (bochornoso el abuso de la TV pública) al servicio de los aspirantes que postula el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
El presidente le prestaba especial interés a Zulia, irreducto feudo opositor, principal puerto y centro industrial, y donde se concentran los mayores yacimientos petrolíferos. En Maracaibo, la capital del Estado, Chávez dijo que, en función de los resultados de estas elecciones, depende que él siga gobernando: «Se está jugando el destino mío. Ustedes dicen que Chávez no se va; eso dependerá de lo que pase el domingo. Se está jugando el destino de Venezuela».
Junto a las amenazas a los opositores, no han faltado las advertencias a sus partidarios: «El que traicione a Chávez se muere políticamente. No es a mí a quien traiciona, es al pueblo. Necesito un equipo verdaderamente integrado y sólido de gobernadores, alcaldes y consejos legislativos regionales. Deben estar calle por calle, casa por casa, buscando electores».
Hugo Chávez aspira a hacerse de una tacada con el control en 22 de los 23 Estados (en Amazonas son un año después) y en el Distrito Capital, pero no las tiene todas consigo. En 2004, la oposición se hizo con el poder en Nueva Esparta y Zulia. Pero las presiones del Gobierno para que todos los partidos que lo apoyan se fusionaran en el PSUV devino en la ruptura con el Partido Comunista, Podemos y Patria Para Todos, y en la pérdida de otras cinco entidades: Aragua, Carabobo, Guárico, Sucre y Trujillo.
Tres candidatos en Chacao
Por su parte, la oposición tampoco ha logrado contender en bloque a la consulta, a pesar del pacto firmado en enero por el que se acordaba la presentación de «candidaturas unitarias». En un diez por ciento de las lizas compiten entre sí varios contendientes adversos al oficialismo. El caso más llamativo es el del municipio caraqueño de Chacao, firme bastión antichavista: allí se pelean tres opositores.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.