Nacional

null

Hemeroteca > 21/10/2007 > 

Santander, en vías de cambio

ENRIQUE MUNÁRRIZSANTANDER. El proyecto técnico que el Ministerio de Fomento ha diseñado para reunificar y reordenar la infraestructura ferroviaria de Santander contará con una inversión de 365

Actualizado 21/10/2007 - 02:49:42
ENRIQUE MUNÁRRIZ
SANTANDER. El proyecto técnico que el Ministerio de Fomento ha diseñado para reunificar y reordenar la infraestructura ferroviaria de Santander contará con una inversión de 365 millones de euros. Este plan que, entre otras cosas, permitirá a la ciudad tener una sola estación de tren -a diferencia de las dos que posee actualmente- que dispondrá de doce andenes. Se trata de un proyecto que, sin duda, modificará la estructura urbana tanto de la capital cántabra, en la que se liberarán 200.000 metros cuadrados de terreno con el soterramiento de la nueva estación, como la municipios que también se verán afectados por el proyecto, como es el caso de Camargo.
La inversión será financiada íntegramente por el Ejecutivo central, tal y como aseguró el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, durante la presentación del proyecto. La futura estación de Santander estará preparada para todo tipo de vías, acogerá los cercanías anchos de Feve, los trenes de Renfe y los de vía internacional. La estructura de la estación se dividirá en seis andenes para Feve (tres para el trayecto Oviedo-Santander y otros tres para Santander-Bilbao), tres más se destinarán para los ferrocarriles de Renfe y el resto se reservarán para el próximo tren de alta velocidad.
Maliaño y el AVE
Pero Santander no será la única localidad de la región que cuente con una sola estación para las líneas de Feve y Renfe, Maliaño también se verá beneficiada del proyecto diseñado por Fomento con la creación de una estación única, que también servirá de tránsito para el tren de alta velocidad.
El actual proyecto surge como una solución adoptada el pasado mes de septiembre en Madrid en una reunión entre la Administración y los municipios implicados y según Ibáñez, «mantiene la filosofía de partida del ministerio de Fomento», aunque también incluye las aportaciones técnicas puntuales, alcanzándose un consenso en el proyecto técnico.
Entre las principales novedades del proyecto destaca el «By- pass» cerca de Nueva Montaña, la solución prevista para evitar que el tren Oviedo a Bilbao no tenga que pasar por Santander o que el de Bilbao-Santander atraviese las marismas de Alday. Esta reforma supondrá una renovación integral de la infraestructura ferroviaria de todo el Arco de la Bahía, que abarcará una longitud de 12 kilómetros, desde el centro de la ciudad, actual ubicación de las estaciones. El proyecto es, según el delegado del Gobierno, «ambicioso y modernizará zonas ahora desaprovechadas y en deterioro para mejorar la fisonomía de Santander y Camargo.
Integrar y unificar
Los objetivos del proyecto son integrar y unificar las infraestructuras de Renfe, Feve y de la Alta Velocidad especialmente entre Santander y Maliaño; mantener la centralidad de la estación como «valor añadido irrenunciable»; liberar suelo para ponerlo a disposición de las administraciones locales y autonómicas; corregir los impactos ambientales en las marismas de Alday modificando el actual trazado de las vías y eliminando el de Feve; y crear un by pass para que las conexiones Oviedo-Bilbao no lleguen a Santander. Este último tendrá un ramal por debajo de la Remonta.
Se eliminarán los talleres de Renfe y Feve y la estación de mercancías de Feve. Los futuros talleres se ubicarán en Camargo. Por encargo del Ayuntamiento de Santander, Fomento ha valorado el traslado de los talleres a Camargo y de la estación de Feve, que supondrá más de 84 millones de euros.
Respecto al presupuesto, desde la Delegación del Gobierno recalcaron que el presupuesto del proyecto es la inversión relativa a la reunificación de las vías y que la inversión para otros capítulos -como, por ejemplo, la cubrición de las vías de La Marga hasta Santander- quedan al margen de Fomento pues estas inversiones habrían de obtenerse de las plusvalías que generan el terreno liberado de las arcas de los municipios correspondientes y el Gobierno regional. La estimación del coste que tendría la actuación solicitada por el Ayuntamiento de Santander está cifrada por Fomento en 165 millones de euros. Por su parte, las actuaciones de reposición de la estación de mercancía de Feve y de los talleres de Renfe se prevé una inversión de 84 millones de euros.
Vanguardia urbanística
En el caso de la capital cántabra, la actuación prevista conllevará la liberación de 200.000 metros cuadrados de suelo al norte de la calle castilla, al sur de La Remonta y en la zona que actualmente se ubican los talleres de la compañía ferroviaria.
El Ayuntamiento de Santander quiere incorporar a la ciudad a la corriente de la vanguardia urbanística predominante en la actualidad y, para ello, ha proyectado la construcción de una torre de 140 metros de altura y 40 plantas que se enclavaría en la reordenación de los espacios ferroviarios entre la calle castilla y la calle alta, donde actualmente se encuentran ubicadas las dos estaciones de ferrocarril de la capital cántabra. Se trata, según el alcalde, Iñigo de la Serna, de una apuesta «atrevida y con vocación de convertirse en un icono, un hito de modernización de la ciudad y un elemento vertebrador».
El edificio, de altura similar a la Torre Picasso de Madrid, se levantaría junto a la nueva y mejorada estación. El proyecto será presentado al Ministerio de Fomento en la reunión que se celebrará el próximo día 23 de octubre para definir en su totalidad la reordenación ferroviaria.
Zonas residenciales
Hasta la fecha, el Ministerio ha dado el visto bueno al proyecto que contará con una gran estación y un bulevar de acceso, acompañado de espacios públicos, dotaciones y tres áreas de uso residencial. El 30% de estas viviendas, que se construirá en los 170,000 metros cuadrados edificables, serán de protección oficial.
La primera zona residencial constará de ocho bloques, dos de ellos de 10 alturas, con 750 viviendas. Bajo sus pies se construirán dos o tres plantas de aparcamiento. La segunda zona se ubicará en la zona centro. Una construcción de 400.000 metros cuadrados con bajos comerciales, cuyo objetivo será ocupar el espacio libre del terreno liberado. Por último, la tercera área se ubicará junto a la estación de AVE, en la torre. Se prevé que la última planta sea un mirador de acceso público.
Equipamientos
Las autoridades locales tienen previsto dotar de equipamientos toda la zona, incluidos un nuevo instituto, una guardería, un centro de salud, un centro sociocultural y nuevas instalaciones para la Policía Local, costará al Consistorio unos 300 millones de euros. El proceso lo pilotaría una sociedad pública, en la que participaran las principales administraciones, con ocasión de la implantación del AVE.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.