Economía

null

Hemeroteca > 21/10/2007 > 

La gestión de Santiago Zaldumbide en Xstrata convierte Madrid en la capital mundial del zinc

A. L. D.MADRID. Licenciado en Económicas por la Universidad de Deusto y en Derecho por la de Madrid, Master en Bussines Administration (MBA) por la Universidad de Berkeley, Santiago Zaldumbide tiene

Actualizado 21/10/2007 - 08:37:05
Licenciado en Económicas por la Universidad de Deusto y en Derecho por la de Madrid, Master en Bussines Administration (MBA) por la Universidad de Berkeley, Santiago Zaldumbide tiene un importante currículum empresarial con puestos de máxima responsabilidad en Río Tinto, Petronor, Repsol, BBV o Banesto. Actualmente es miembro del consejo y comité ejecutivo de la multinacional suiza Xstrata PLC y presidente de Xstrata Zinc y de su filial española Asturiana de Zinc. Es por ello el máximo ejecutivo del primer productor de zinc del mundo y forma parte del máximo órgano de administración del tercer grupo minero del planeta, controlado por Glencore y sólo por detrás de Alcoa y de lo que resulte de la fusión de Arcelor y Mittal.
Su aportación ha sido básica para que esta compañía haya pasado en apenas seis años de una cotización bursátil de apenas 800 millones de dólares a otra de más de 65.000 millones. «Pero esto no ha sucedido por casualidad-asegura Zaldumbide- ya que ha tenido mucho que ver con varias operaciones de adquisición de fuerte envergadura realizadas en este periodo de tiempo y en varios de los casos sobre compañías bastante mayores de lo que era la nuestra en esos momentos». Un ejemplo de ello fue la compra del 67,8% de la canadiense Falconbridge hace poco más de un año por un montante de 17.000 millones de dólares y en dura puja con la norteamericana Phelps Dodge.
Esta adquisición, dice el ejecutivo español, consiguió consolidar a Xstrata como una de las mayores compañías mineras del mundo con una situación hegemónica en zinc, pero también con posiciones muy relevantes en cobre, níquel, carbón, ferroaleaciones y aluminio».
Beneficios récord
«Desde entonces -añade-no ha sido todo coser y cantar, y se ha tenido que trabajar muy duro, también en crecimiento orgánico para consolidar las compras efectuadas y lograr aposentar al grupo». Pero se ha conseguido con éxito como demuestran las últimas cifras de resultados de 2006, en las que la multinacional minera obtuvo un beneficio proforma de 4.885 millones de dólares (3.721 millones de euros), nada más ni nada menos que un 119% más que en el ejercicio anterior. Y de estas cantidades, la facturación de la unidad de negocio de zinc, presidida por Zaldumbide, aumentó un 139% y en esta división el beneficio antes de impuestos fue de 1.673 millones de dólares.
Precio de las materias primas
Santiago Zaldumbide reconoce a ABC «que el alza del precio de las materias primas tiene que ver en estos buenos resultados, pero también las compras efectuadas y la gestión que tuvimos que realizar para integrar esas adquisiciones, desde Falconbridge hasta las minas en Perú y Colombia».
A su juicio, todo esto ha sido posible en parte por la gestión tan descentralizada que se hace en la multinacional. «Con unos magníficos accionistas -dice- que además te permiten actuar con absoluta independencia y que como son pocos, participan en las decisiones importantes y están muy próximos a los gestores».
En este sentido, Zaldumbide defiende el buen hacer de los ejecutivos españoles, cada día más reconocidos en el mundo internacional de las finanzas y los negocios. Y su caso es un ejemplo evidente, ya «que me paso media vida subido en un avión defendiendo a un grupo con intereses en medio mundo como Canadá, Alemania, Reino Unido, Australia, Sudamérica, etc». Así, aunque la sede de Xstrata esté en Suiza, buena parte de sus decisiones están muy conectadas con Madrid y desde luego casi todas las que tienen que ver con el mercado del zinc, «lo que es posible gracias a un equipo de ejecutivos de primera línea que tengo el honor de dirigir en estos momentos», añade Zaldumbide.
El buque insignia del grupo en España es Asturiana de Zinc, compañía con un futuro espléndido a la que sólo amenaza una incógnita que no termina de despejarse y que no es otra que la errática política del Gobierno sobre el precio de la energía.
Como explica Zaldumbide, «el coste de la energía en nuestro sector se sitúa en torno al 40% de los gastos totales», un porcentaje demasiado importante como para no estar preocupado.
Contra la incertidumbre
Y al presidente de Asturiana de Zinc, con una plantilla de casi 1.000 trabajadores en el Principado, como buen empresario, lo que menos le gusta es la incertidumbre, y mucho menos si ésta se mantiene en el tiempo, por la dificultad que lleva desarrollar en situaciones así las variables futuras de la compañía.
«Creo que el Gobierno debe ser sensible a las peticiones de industrias como ésta en una coyuntura que a medio plazo podría suponer una subida de tarifas eléctricas para los grandes consumidores», que no es otra que una demanda de un sector que acumula cada año más de mil millones de euros en déficits de tarifa.
Ahora, por la proximidad electoral, el Ministerio de Industria se ha apresurado en anunciar una congelación de tarifas que afectará sobre todo a las domésticas, por lo que algunos sectores industriales temen que pueda producirse un aumento mayor del recibo para los grandes consumidores.
No obstante, Zaldumbide confía en que finalmente se imponga el buen sentido y las decisiones que se tomen «no resulten dramáticas para las grandes multinacionales. Creo que cuando estamos defendiendo entre todos políticas contra la deslocalización, no tiene sentido actuar luego en sentido inverso».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.