Últimas Noticias

null

Hemeroteca > 21/07/2003 > 

Muere el diestro retirado Miguel Mateo «Miguelín»

Actualizado 21/07/2003 - 15:34:33
El matador de toros retirado Miguel Mateo Salcedo "Miguelín" murió sobre las once de esta mañana en su finca de "El Aguila", en San Roque (Cádiz), a los 64 años, tras una larga enfermedad. Natural de Murcia, el torero marchó de pequeño con su familia a Algeciras (Cádiz), donde residía en la actualidad, y desde entonces mantuvo una fuerte vinculación con el Campo de Gibraltar, donde era una persona muy querida.
El Ayuntamiento de Algeciras, que le concedió la medalla de oro de la ciudad el 28 de septiembre de 2001, ha ofrecido a la familia del diestro la posibilidad de que sus restos mortales sean velados en el salón de plenos del consistorio, que acogerá la capilla ardiente, según informaron a Efe fuentes municipales. 
En señal de duelo, el Ayuntamiento de Algeciras cerrará media hoja de la puerta y las banderas ondearán a media asta. Los alcaldes de Algeciras y San Roque, Juan Antonio Palacios y José Vázquez, han manifestado su pesar por la muerte del diestro, cuya peña algecireña ha cerrado sus puertas en señal de duelo. Hijo del banderillero Chicuelo de Málaga, Miguelín nació el 19 de marzo de 1939 en el murciano barrio de San Antolín, pero de niño se trasladó con su familia a Algeciras, donde debutó con picadores el 10 de abril de 1955, en una trayectoria taurina que se consolidó con su presentación en Las Ventas el 31 de marzo de 1957 junto a Fermín Murillo y Luis Segura. 
Se doctoró como matador el 9 de septiembre de 1958 en La Condomina, interviniendo como padrino Luis Miguel Dominguín y
ejerciendo las funciones de testigo el colombiano César Girón. El festejo, en el que Miguelín lució de blanco y oro, es recordado por los aficionados como una tarde histórica, pues se cortaron 12 orejas, cinco rabos y una pata, y los tres espadas salieron a hombros por la puerta grande en una tarde taurina en la que se lidiaron toros de la ganadería de Paco Galache. 
Antes de que finalizara la temporada, aún toreó catorce corridas Miguelín. En 1959 sumó 53 corridas, en una de las cuales, el 11 de
septiembre, protagonizó junto a Antonio Ordóñez en Albacete un
ruidoso incidente antes de empezar la corrida al tratar de imponer
la actuación de unos picadores previamente sancionados. 
El festejo se suspendió y Miguelín fue multado con 50.000 pesetas y la prohibición de torear durante un mes en territorio nacional. El 24 de abril de 1960 confirmó su alternativa en Madrid de manos de Gregorio Sánchez y con Fermín Murillo por testigo. Miguelín fue un torero aguerrido y técnico que puso en evidencia a algunas figuras, entre ellas a El Cordobés, después de que en una corrida en Córdoba el torero saltara a la plaza como espontáneo para ridiculizar a Manuel Benítez por el poco trapío del ganado que solía torear. 
En 1963 toreó 53 corridas y fue herido en la plaza de Méjico; en 1964, 40; en 1965, 43, tres de ellas como único espada, mantiene el tono en 1966 y alcanza la cota de las 63 en 1968, cuando se produjo el incidente con El Cordobés. El 4 de julio de ese año, en la misma plaza, alcanzó uno de sus mayores triunfos en la corrida de la prensa madrileña. En 1969 toreó 54 festejos, 33 en 1970 y 30 y 26 en las dos siguientes campañas. Retirado en 1973, reapareció sin éxito tras torear seis corridas, hasta que en 1979 se retiró definitivamente. 
Miguelín fue, a juicio de los entendidos, un buen torero pero imprevisible, rebelde y valeroso, tremendista y clásico, buen conocedor de las suertes y brillante rehiletero.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.