Internacional

null

Hemeroteca > 21/07/2002 > 

Al menos 26 muertos en Lima en el incendio de una discoteca durante un espectáculo con fuego

Al menos veintiseis jóvenes murieron y otros cien resultaron heridos de diversa consideración al declararse un incendio en la discoteca «Utopía», de Lima, que carecía de medidas de seguridad. Las llamas comenzaron durante un espectáculo con fuego y animales salvajes, que también murieron.

Actualizado 21/07/2002 - 09:21:05
Familiares y amigos de las víctimas del incendio de la discoteca aguardan frente a las puertas de un hospital en la capital peruana. Ap
Familiares y amigos de las víctimas del incendio de la discoteca aguardan frente a las puertas de un hospital en la capital peruana. Ap
Aproximadamente mil jóvenes de la clase alta limeña se reunieron la noche del pasado viernes, ya casi de madrugada, en la discoteca «Utopía», situada en los sótanos del centro comercial Jockey Plaza en el distrito de Surco, el establecimiento de moda en Lima.
Los propietarios de la discoteca habían organizado un «show» espectacular para presentar en el Perú la nueva fragancia masculina del diseñador Hugo Boss, la flamante colonia «Zoo». Para que todo estuviera a tono, la administración del centro nocturno contrató con el circo mexicano «Los hermanos Gasca» la presencia en su local de un león, un tigre de Bengala, un chimpancé y un caballo. Los animales, algunos desde sus jaulas, le darían ambiente al espectáculo.
A las dos de la madrugada del sábado, un grupo de pincha-discos que pretendían hacer de malabaristas, iniciaron un espectáculo con animales y fuego. Según algunos de los supervivientes, al costado de la pista de baile y frente a la cabina de los pincha-discos se había colocado, para formar un rectángulo que sugiriera el escenario para el espectáculo, varias latas con bencina. Al frente se encontraban dos grandes jaulas, una para el tigre y la otra para el león, mientras que el chimpancé y el caballo estaban sueltos.
Parecía parte del espectáculo
En el momento en el que los pincha-discos se acercaban con sus antorchas encendidas para prender las latas de bencina, uno de ellos, que se había quedado parado delante de la cabina, levantó demasiado la antorcha y prendió, sin darse cuenta, uno de los aleros del falso techo de madera. En ese momento, la mayoría de los espectadores pensó que el fuego de la cornisa sobre la cabina de los pincha-discos era parte del espectáculo y no se preocupó. Pero en cuestión de pocos segundos la cabina se prendió, tan rápido «que daba la impresión de una estufa encendida», informó a ABC un testigo.
Otros supervivientes cuentan que el incendio fue provocado durante la actuación de un hombre que echaba fuego por la boca.
La imagen fue tan aterradora que los jóvenes que observaban el espectáculo desde los dos niveles de la discoteca, empezaron a correr hasta la única puerta de salida que estaba señalizada. Los que estaban más cerca del fuego quisieron ayudar y para apagarlo le arrojaron cerveza y licores, que avivaron las llamas. En un instante, se cortó la música, se apagó la luz y los gritos de los animales, asustados por las llamas, sembraron el pánico y la desesperación.
Asfixiados por el humo
La mayoría de las personas que, hasta el momento, han muerto como consecuencia del incendio de «Utopía» fueron aplastadas en la confusión o asfixiadas por el humo, que en apenas cincuenta segundos invadió todo el local. Los peritos aún no han determinado cuántos, exactamente, murieron por asfixia y cuantos por quemaduras de alto grado.
Según anunció el ministro de Salud, Fernando Carbone, además de las víctimas mortales, en el incendio resultaron heridas cien personas. En las clínicas y los hospitales de Lima, 57 personas fueron internadas con heridas de gravedad. El último informe brindado por el jefe de Bomberos de la ciudad, Tulio Nicolinni, revela que una veintena de víctimas aún se debaten entre la vida y la muerte.
Los familiares vivieron un drama. Algunos de los cadáveres y de los heridos aún no han sido identificados. Cinco de las víctimas que fueron trasladadas a la clínica Montefiori murieron en el camino. Ocurrió lo mismo con otros tres que fueron evacuados a la clínica Tessa.
El sábado por la mañana, el alcalde del distrito de Surco, Carlos D´argent, dijo que «este es un desastre anunciado», y responsabilizó del siniestro a los dueños de la discoteca que carecía de licencias municipales, ni de construcción ni de funcionamiento, y a los concesionarios del Centro Comercial Jockey Plaza, administrado por el grupo chileno «Centros Comerciales S.A.». Estos, según el alcalde, permitían el funcionamiento del centro nocturno sin que reuniera las mínimas condiciones de seguridad. Al parecer, incluso los dueños del local habían demandado al municipio por criticar su falta de seguridad. Pocas horas después del siniestro, ya se habían anunciado demandas judiciales contra los responsables del establecimiento.
Sin medidas contra incendios
D´argent ha denunciado que la discoteca, propiedad de la empresa Inversiones García North, no tenía instalados sistemas automáticos de aspersión de agua contra incendios y que en el local no se ha encontrado ningún extintor. Además, las puertas de salida no estaban señalizadas, por lo que se produjeron muertes por aplastamiento.
El presidente de la República, Alejandro Toledo, envío sus condolencias a los familiares: «Estoy profundamente consternado por la desgracia sucedida aunque sé que estas palabras no pueden reparar el dolor que deben estar sintiendo en este momento», expresó el jefe de Estado.
Entre los fallecidos se encuentran la hija del ex congresista Luis Delgado Aparicio y la sobrina del segundo vicepresidente del país, David Waisman.
Este es el segundo gran incendio que sufre Lima en los últimos seis meses, después de que el pasado mes de diciembre más de 300 personas murieran en el centro de la capital al estallar un almacén de pirotecnia y propagarse rápidamente las llamas por las viviendas próximas.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.