Internacional

null

Hemeroteca > 21/06/2002 > 

Jan O Karlsson: «La política de ayudas no es un arma legítima contra la emigración ilegal»

Suecia, según dice a ABC su ministro de Inmigración Jan O Karlsson, está de acuerdo con España en «casi todo», por lo que apoyará las propuestas de Aznar en la Cumbre de Sevilla en los temas «estrella»: inmigración, gestión de fronteras y ampliación. No obstante, hay pequeñas diferencias en el modo de expresar las cosas que podrían bloquear, o retrasar, los acuerdos de Sevilla.

Actualizado 21/06/2002 - 00:17:19
Jan O Karlsson. P. S.
Jan O Karlsson. P. S.
ESTOCOLMO. Hay «consenso» sobre la inmigración ilegal, pero Suecia opina que la ayuda al desarrollo nunca debe estar ligada a un compromiso previo por parte de los países que la reciben, a los que en vez de represalias hay que ofrecer solidaridad y humanidad. Sobre la gestión de las fronteras exteriores y la cooperación entre las policías fronterizas, también «hay acuerdo» siempre y cuando cada uno se quede en su casa sin necesidad de crear una Policía de Fronteras común, y en lo referente a la ampliación, que Suecia como el resto de la familia europea desea que ocurra sin más tardar, esta nación nórdica parece decidida a retrasar el proyecto de ayudas agrícolas directas a los países solicitantes hasta que se revise la PAC, o Política Agrícola Común, ya que prefiere que comience un «desfase», o reducción progresiva de las ayudas que reciben actualmente algunos de los países miembros.
Jan O Karlsson, ministro de Inmigración y Ayudas al Exterior desde diciembre del 2001, diplomático innato bien conocido por su profundo saber en los temas económicos y de política del Estado, es la eminencia gris del Gobierno socialdemócrata de Göran Persson y fue también presidente del Consejo de Revisión de la UE para el presupuesto dedicado a los países subdesarrollados.
-¿Va Suecia a Sevilla decidida a apoyar las propuestas españolas en las cuestiones de inmigración?
-Sí. Suecia está de acuerdo con las conclusiones expresadas en el encuentro de Tammefors (octubre del 99), es decir, apoyaremos el proyecto de una política de asilo de mayor dureza con ese tipo de inmigración en toda la UE. Suecia, como España, quiere defender y proteger la política de asilo pero pensamos que hay que luchar contra la inmigración ilegal con un plan o perspectiva total para combatir esa inmigración con medidas equilibradas, tanto represivas como preventivas aplicables a aquellos países que no ayuden en este cometido. Nuestro consenso con las propuestas de la actual presidencia española en esa cuestión, como con las demás naciones miembros, es casi total.
-¿Puede surgir algún problema cuando se decida la cuestión de la repatriación de los inmigrantes ilegales? ¿Qué tipo de sanciones son válidas para Suecia?
-No creemos que la política de Ayudas al Exterior o la de Comercio Exterior deban estar condicionadas o que puedan emplearse como armas válidas o siquiera legítimas para evitar la llegada de inmigrantes clandestinos y para obligar a los países de salida a que los repatríen. Pensamos que ese tipo de represalias serían ineficaces y contraproducentes.
Policía de Fronteras
-Referente a la política de fronteras y a la propuesta del presidente Aznar de que esa política sea idéntica en todos los países de la Unión, ¿está Suecia dispuesta a aceptar esa propuesta?
-La inmigración ilegal es un problema que concierne a Europa entera y por lo tanto opinamos que hay que obrar firmemente para reforzar la cooperación entre las Policías de las naciones de la UE, pero nuestra fe en el objetivo de crear una Policía europea de Fronteras es mínima. Lo más importante es enfrentarse al problema surja donde surja, mientras se activa la cooperación entre las naciones. Hay que ayudar más a los países de donde llegan los inmigrantes y así la gente no saldrá de aquellos. La política europea de asilo e inmigración debe basarse en solidaridad y humanidad.
-¿Es partidario de una rápida ampliación de la UE? ¿Es la ampliación compatible (económicamente hablando) con los compromisos ya concertados dentro de la UE? ¿Está Suecia dispuesta a dar apoyo económico a la agricultura de los países solicitantes o preferirá esperar a la confirmación del tratado PAC o revisión de la Política Agrícola Común?
-La discusión trata, sobre todo, de las ayudas directas a los agricultores. Suecia quiere que esos subsidios dentro de la UE se vayan reduciendo lo antes posible. Por lo tanto no nos parece lógico dar también ayudas a los naciones candidatas «menos ricas». Al contrario, somos de la opinión de que lo que hace falta es aplicar programas ad hoc para remediar los problemas estructurales en el sector agrícola. Algo que está claro es que los países candidatos tendrán que recibir más apoyo que los actuales miembros.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.