Internacional

null

Hemeroteca > 21/02/2010 > 

La invitación a los Goya que no llegó

Me había comprado una pajarita de raso azul y probado un smoking Armani de segunda generación, reservado billete del AVE y hotel en Madrid, apalabrado un coche con conductor uniformado de mariscal y

Actualizado 21/02/2010 - 02:53:51
Me había comprado una pajarita de raso azul y probado un smoking Armani de segunda generación, reservado billete del AVE y hotel en Madrid, apalabrado un coche con conductor uniformado de mariscal y adquirido un artilugio de la Casa del Detective Deluxe que me avisase de la llegada al buzón de una carta laica gallega o de la Iglesia. Alex. A falta de una semana cambié la certeza del coche alquilado por la esperanza de encontrar un taxi libre, al día siguiente le gañoteé a un amigo madrileño el sofá cama, me dije que con vaqueros iría igual que rellenando Emporio y descarté el tren en favor del envío urgente por Seur. La invitación para la Gala de los Goyas no llegó. Luis Tosar y Daniel Monzón me robaron el corazón nombrándome al recibir sus estatuillas. Me faltan palabras para agradecerlo. Y me emocioné con el resto, en especial con la que le dieron a Jorge Guerricaechevarría, colega de letras. Al final, justo cuando Pedro Almodóvar dijo «Celda 211» a la Mejor Película, apagamos el televisor, descorché la botella de Krug y con el dinero que me ahorré no yendo a Madrid nos pusimos de langostinos hasta donde pone Bajo Guía, Sanlúcar de Barrameda, Cádiz.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.