Nacional

null

Hemeroteca > 21/02/2001 > 

Ibarretxe, tras aferrarse al poder durante nueve meses, convoca elecciones para el 13 de mayo

El presidente del gobierno nacionalista vasco, Juan José Ibarretxe, terminó ayer por ceder a la lógica democrática y puso fecha al final de su agonía política al anunciar que convocará los comicios autonómicos para el 13 de mayo. En minoría tras perder el apoyo del brazo político de ETA, EH, en la Cámara, a quien debía el cargo, el dirigente del PNV culpó a la oposición de no poder gobernar.

Actualizado 21/02/2001 - 01:21:50
Juan José Ibarretxe
Juan José Ibarretxe
Ibarretxe, después de aferrarse al cargo durante nueve meses pese a estar en minoría y sin Presupuestos, anunció una disolución de la Cámara autonómica que no podrá ser efectiva hasta dentro de un mes. Y lo hizo culpando a los partidos de la oposición de su propio fracaso, pues tras perder el respaldo de EH antes del verano había sostenido la teoría de que debían ser populares y socialistas los que le permitieran seguir en el poder aunque hubiera llegado al cargo gracias a los proetarras.
El PNV había intentado alargar la legislatura pese al fracaso de su apuesta por el proyecto independentista de Estella y su posterior aislamiento político que le llevó incluso a quedarse fuera de los organismos internacionales democristianos.
Al final, el pacto por las libertades y contra ETA suscrito entre PP y PSOE, los datos de la tendencia al alza del PP en los sondeos, la imposibilidad de negociar el Concierto económico por su propia inestabilidad, las 58 derrotas parlamentarias sufridas en la Cámara autonómica y la amenaza de que la oposición le reformara la ley electoral en detrimento de las expectativas de IU, obliga a Ibarretxe a acatar la lógica democrática de convocar a las urnas porque carece de la mayoría suficiente para gobernar. Desde hace un año -ayer se cumplió el primer aniversario del asesinato del portavoz socialista en la cámara de Vitoria, Fernando Buesa- las fuerzas de la oposición habían clamado por ese adelanto electoral visto el callejón sin salida al que había conducido el PNV a las instituciones autonómicas tras comprometerse con ETA y su brazo político EH a hacerlas volar desde dentro.
Ayer, Ibarretxe rehusó hacer balance de la legislatura inconclusa, arremetió contra el PP y el PSOE y por rechazar sus propuestas, y se negó a confirmar que será candidato del PNV.
Con el semblante sonriente y apariencia serena, Ibarretxe señaló que su gobierno ostenta el ingrato récord de «haber sido, antes de haber nacido, condenado por el PP y el PSE», y agregó: «No debe permitirse ahora ninguna excusa a ninguna formación para saber exactamente lo que propone cada cual para avanzar en los problemas que tenemos». En tono irónico, apostilló: «No se si se trata del secreto mejor guardado, pero debo decir que no conozco ninguna alternativa ni proyecto sobre el desarrollo, social y pacificación de Euskadi, a los que, una y otra vez, ha presentado el lendakari».
Pese a su fracaso, Ibarretxe se mostró convencido de que su discurso de las últimas semanas para ganar tiempo, lo que llama «triple compromiso, a favor de la vida, del diálogo político sin condiciones ni exclusiones, y del respeto a la voluntad del pueblo vasco», ha calado en la sociedad, «por mucho que les pese al resto de partidos y a los medios de comunicación».
El lendakari añadió que la sociedad vasca «se rebela» ante «la incapacidad de diálogo que tenemos los partidos políticos, también contra el no al diálogo del PP y del PSOE, y frente el no a la vida de ETA». También expresó su preocupación ante la relación de los partidos políticos con la sociedad, reprochando al PP la «escena» protagonizada hace unas semanas con la judicatura y la iglesia, y ante el hecho de no asumir «la pluralidad» , y reclamando «respeto, educación y tolerancia». «El que no tiene educación, el que tiene que insultar a otro para defender sus ideas, no merece la confianza de ninguna sociedad», indicó.
El lendakari explicó que la fecha del 13 de mayo permitirá que el parlamento de la VII legislatura y el nuevo gobierno se constituyan «antes del verano» y que «en septiembre u octubre puedan ser aprobados los presupuestos del 2002». Ibarretxe firmará el 20 de marzo el decreto de disolución, que incluirá la fecha de las elecciones. Un día después, tras su publicación en el boletín oficial, la cámara quedará disuelta.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.