Nacional

null

Hemeroteca > 21/01/2001 > 

El PSOE convirtió la protesta sobre el Tireless en un acto contra el Gobierno

El PSOE, IU y otros colectivos andaluces que ayer se sumaron a la multitudinaria manifestación convocada en Algeciras contra la prolongada estancia del submarino nuclear británico Tireless en el Campo de Gibraltar convirtieron la protesta en un acto contra el Gobierno y el PP. Esta formación no se sumó a la concentración y criticó la «doble moral» del PSOE

Actualizado 21/01/2001 - 01:46:17
Al grito de «fuera submarino nuclear», el Campo de Gibraltar vivió ayer una jornada histórica. Más de 70.000 personas, según la organización, y cerca de 25.000 según la Delegación del Gobierno en Andalucía, se reunieron desde primeras horas de la mañana de ayer convocados a la mayor manifestación que ha tenido lugar en Algeciras.
La marcha salió pasadas las doce y media de la mañana de la plaza de toros «Las Palomas», en el Parque Feria, y a su cabecera iba, entre otros dirigentes políticos, el presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE, Manuel Chaves.
Tras un recorrido de aproximadamente tres kilómetros, a través de la calle Volante, la carretera Nacional 340, la avenida Virgen del Carmen, la avenida Príncipes de España, la Plaza de la Constitución, la avenida de las Fuerzas Armadas, la avenida Blas Infante y la calle Alonso XI, los manifestantes desembocaron en la Plaza Alta, donde cerca de las tres de la tarde se leyó un manifiesto de la Plataforma Antisubmarino. «Sobran razones —decía— para que el Tireless se vaya. Y hasta que no sea así, estaremos ahí. De hecho ya han pasado ocho meses y estamos ganando la guerra».
La manifestación, convocada por la Plataforma Cívica Antisubmarino, contó con el apoyo de todos los grupos políticos andaluces, excepto el PP, cuyos representantes calificaron el acto de «partidista e interesado». Asistieron el PSOE, Izquierda Unida, con su coordinador, Gaspar Llamazares al frente, el Partido Andalucista y varios sindicatos y asociaciones vecinales contra la reparación del Tireless en la zona.
«SOBRAN LAS RAZONES»
Las autoridades y representantes de los distintos colectivos sociales, encabezados por Chaves, portaron una pancarta con el lema «En Andalucía sobran las razones. Submarino nuclear fuera». Entre otras personas, se encontraban en segunda línea de la marcha los alcaldes de Algeciras y de La Línea de la Concepción, Patricio González y Juan Carlos Juárez, decididos detractores del Tireless; el secretario general del PA, Antonio Ortega; el portavoz de la Plataforma Antisubmarino, Javier Gil; o el presidente de la Mancomunidad del Municipios del Campo de Gibraltar, Miguel Manella. También asistieron a este acto los secretarios regionales de CCOO y UGT, Julio Ruiz y Manuel Pastrana.
Otra pancarta que abogaba por «La salud y la seguridad de Andalucía» dio pie a que los manifestantes corearan ingeniosos chascarrillos y canciones tan conocidas como el «submarino amarillo» de los Beatles.
El recorrido se cumplió sin ningún tipo de incidentes. Los únicos enfrentamientos que provocó la manifestación fueron verbales y protagonizados por los dos partidos mayoritarios, que se acusaron mutuamente de utilizar el asunto contra el otro.
Chaves tildó de «errónea» la decisión del PP de no acudir a la convocatoria y también la interpretación que ha hecho de «que era un acto de protesta contra ellos que estaba dentro de la controversia política entre PP y PSOE. Y no es así».
«Es una manifestación delpueblo —dijo el líder socialista justificando su presencia— convocada por organizaciones cívicas del Campo de Gibraltar y a mí, como máximo representante de la Junta de Andalucía, se me ha invitado».
Para Chaves, la manifestación de ayer «es sólo la punta del iceberg de lo que piensan millones de andaluces y españoles y digo con toda sinceridad que me hubiera gustado la asistencia del PP porque muchos de los militantes y votantes populares se muestran de acuerdo con el traslado del Tireless». Chaves aprovechó la ocasión para arremeter de nuevo contra el PP, al que acusó de «lanzar continuas cortinas de humo y acusaciones infundadas contra nosotros».
Por su parte, Gaspar Llamazares lamentó que a José María Aznar le guste «reforzar su vanidad» a costa de la soberanía, el territorio y la segurdad de los andaluces. Desde el Partido Andalucista, Antonio Ortega reclamó al PP «una mayor sensibilidad» en esta polémica y los sindicatos exigieron al Gobierno «una profunda reflexión».
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.