Madrid

null

Hemeroteca > 20/12/2009 > 

Gil y Gil y otros pioneros

Una leyenda urbana comúnmente aceptada habla del palco del Bernabéu como cocedero de tejemanejes: allí, dicen, se han sellado acuerdos económicos y políticos, demostrando que el fútbol es muchas cosas

Actualizado 20/12/2009 - 02:45:03
Una leyenda urbana comúnmente aceptada habla del palco del Bernabéu como cocedero de tejemanejes: allí, dicen, se han sellado acuerdos económicos y políticos, demostrando que el fútbol es muchas cosas (y, además, deporte). Ya don Santiago dijo que ser presidente del Real Madrid es más importante que ser ministro. Florentino Pérez, el actual depositario de tamaño honor, militó en Unión de Centro Democrático (UCD) y llegó a director general de Infraestructuras de Transportes. En 1983, tras el derrumbe de UCD, decidió abandonar la política y pasarse al ladrillo, convirtiéndose en un emprendedor de éxito. Hace unos años se hizo una pregunta sencilla: ¿Por qué no aplicar su modelo empresarial al Real Madrid? En 2000 se hizo con la presidencia e inauguró la «era de los galácticos» (Ronaldo, Zidane, Beckham) al tiempo que movía sus influencias para la recalificación y venta de los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva, donde hoy se levantan cuatro rascacielos. Hubo éxitos deportivos, pero la fórmula llegó a su agotamiento. En 2006, Florentino dio la espantada después de tres años consecutivos sin títulos. ¿Por qué ha vuelto? Que el Barça le haya robado plano al club blanco puede ser un motivo más que suficiente. O que en un ataque de vanidad se crea la teoría de su admirado Santiago Bernabéu y sienta nostalgia del palco, esa hoguera de vanidades donde -cuentan- se mueve el dinero y el poder.
El creador del Superdepor
Augusto César Lendoiro, presidente del Deportivo de La Coruña desde 1988, mantuvo durante años una intensa actividad política que compaginó con su cargo al frente del club, al que salvó in extremis del descenso a Segunda División B para convertirlo, durante la década de 1990, en una seria alternativa al Real Madrid y el F. C. Barcelona. El Superdepor ha conseguido una Liga, dos Copas del Rey y tres Supercopas de España, algo impensable para un equipo que pertenecía al pelotón de los modestos y que ahora es clase media venida a menos, pues las deudas acucian. Resultado de aquellos días de vino y rosas. Pero volvamos a Lendoiro. En 1987 fue elegido concejal del Ayuntamiento de La Coruña por el Partido Popular. Ha sido senador (1989-1990), secretario general para el deporte de la Junta de Galicia, diputado en la Cámara Baja (1993-1995) y presidente de la Diputación Provincial (1995-1999). Disputó la alcaldía de La Coruña a Francisco Vázquez en 1991 y 1995, siendo derrotado en ambas oportunidades por el que fue, por cierto, compañero de pupitre en los Hermanos Maristas y es actualmente embajador en el Vaticano. El mandatario más veterano de Primera División, a sus casi 65 años, ha abandonado las veleidades políticas, centrándose en el club de sus amores del que es, a día de hoy, presidente, director general y secretario técnico.
Pero el gran ejemplo del maridaje entre fútbol y política (salpimentado, eso sí, con una buena dosis de escándalo) es, sin lugar a dudas, Jesús Gil y Gil, un tipo populista y mediático que creó un personaje de sí mismo. Accedió a la presidencia del Atlético de Madrid en 1987, y desde el principio se vio claro que no iba a ser un discreto gestor de un club también dado a los excesos. En 1991 fundó en Marbella el Grupo Independiente Liberal (GIL) para presentarse a las elecciones municipales, obteniendo la mayoría absoluta (atrapó 19 de las 25 concejalías posibles). Jesús Gil, más que alcalde, se convirtió durante once años en el factótum de la capital de la Costa del Sol, refugio de la jet set y foco permanente de polémica. El partido renovó mayoría dos veces más (1995 y 1999), y tuvo como postrer alcalde a Julián Muñoz, personaje que ha hecho correr sus propios ríos de tinta. En los «buenos viejos tiempos», Gil llegó a tener un programa de televisión en Telecinco, «Las noches de tal y tal», con la actriz venezolana Jeannette Rodríguez de partenaire. El presentador opinaba sobre cuestiones de actualidad sumergido en una bañera y rodeado de las Mama Chicho de la época.
El GIL extendió sus tentáculos por los alrededores y llegó a controlar Ceuta, Barbate, San Roque, Chipiona, La Línea de la Concepción, Tarifa, Estepona, Ronda y Manilva. En 2005 el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales reveló que las corporaciones gobernadas en su día por el grupo acumulaban la mitad de la deuda municipal con la Seguridad Social y Hacienda de toda España. Su creador pensó que estaba llamado a más altas misiones y se presentó a las elecciones generales de 2000 como candidato al Congreso de los Diputados, cosechando 72.162 votos, insuficientes para lograr un escaño en la Carrera de San Jerónimo. El ex presidente del Atlético de Madrid, fallecido en 2004 a causa de un infarto cerebral, utilizó el fútbol como trampolín para su carrera política. Como Joan Laporta. Les diferencia su ideología y su nivel de frikismo. Aunque sobre este último aspecto... todo se andará.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.