Madrid

null

Hemeroteca > 20/10/2001 > 

Campaña contra el «botellón» en las plazas con más «marcha» de la capital

Actualizado 20/10/2001 - 00:30:30
Jóvenes consumiendo bebidas en la calle, el clásico «botellón», en la madrileña plaza de Alonso Martínez. Javier Prieto
Jóvenes consumiendo bebidas en la calle, el clásico «botellón», en la madrileña plaza de Alonso Martínez. Javier Prieto
Bajo el lema «No-t-pases, entera-t-» -que imita al lenguaje utilizado por los jóvenes en sus mensajes a través de teléfonos móviles-, la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento ha informado de la puesta en marcha de una campaña contra el «botellón» -el consumo de bebidas alcohólicas en la calle-, que se realizará durante los fines de semana desde ahora hasta diciembre. Jóvenes mediadores sociales acudirán a las principales plazas y zonas de «marcha» para informar a los bebedores «in situ» de los peligros del alcohol y las alternativas de ocio que existen. Como dijo el alcalde, José María Álvarez del Manzano, «vamos a combatir el «botellón»».
La campaña fue calificada por la edil de Servicios Sociales, Beatriz Elorriaga, como «buena, interesante y necesaria». Se trata de que jóvenes titulados especialistas en drogodependencias expliquen a los chavales de su misma edad que beben en la calle la peligrosidad del consumo de alcohol: no sólo sobre su salud, sino también por las consecuencias que a veces acarrea, en forma de peleas, accidentes de tráfico o deterioro de los espacios en que se consumen masivamente estas bebidas. Se ha calculado que cada año, limpiar las zonas donde se practica el «botellón» le cuesta al Ayuntamiento alrededor de 200 millones de pesetas.
EXPERIMENTO
La campaña lleva ya funcionando dos fines de semana, con unos resultados calificados por sus responsables como «muy positivos». Los mediadores acudirán, los viernes y sábados entre 9:30 y 0:30 horas, a las plazas de las Salesas, Barceló, Dos de Mayo, San Juan Pujol, San Ildefonso, Alonso Martínez, Villa de París, Vázquez de Mella (Centro), parque Almansa, Parque del Oeste, paseo de Ruperto Chapí (Moncloa), parque de la calle Tenerife, Avenida de Brasil, parque Rodríguez Sahagún (Tetuán), Aurrerá, calle Manuel Cortina, centro Galaxia y calle Santander-parque Islas Filipinas (Chamberí).
El «modus operandi» de quienes desarrollan en la práctica esta campaña es el siguiente: en cada uno de estos puntos «calientes» se sitúa una unidad móvil de Servicios Sociales identificada con el eslogan del programa contra el consumo de bebidas alcohólicas.
Varios mediadores sociales se acercan a los jóvenes que se encuentran allí y les entregan unos folletos de pequeño formato -caben en el bolsillo lateral de un vaquero-. En ellos, hay información sobre los puntos donde se puede acudir a los programas «La noche más joven» y «La tarde más joven», específicamente pensados para que los jóvenes puedan divertirse sin consumir alcohol.
El secreto, explica la concejal Elorriaga, es que «quienes se acercan a los jóvenes son otros jóvenes como ellos, que visten igual y hablan igual». También les dan consejos sobre qué deben hacer en caso de que alguno de sus amigos caiga en un coma etílico -«no dejarle solo, abrigarle, llamar al Samur»-. Incluso se incluye una pegatina con el lema de la campaña, pensada para que la peguen en el teléfono móvil.
La campaña se irá extendiendo progresivamente a otras zonas de la capital. Tiene un presupuesto de seis millones de pesetas, y en ella han colaborado técnicos del área de Juventud, de Sanidad, de Policía Municipal y la EMT.
«BEBIDA ORDENADA»
Álvarez del Manzano manifestó su preocupación porque «haya jóvenes que entienden por divertirse el consumo masivo de alcohol nada más llegar». Yañadió que «la bebida, ordenada, puede ser un aliciente», pero no si se toma como un fin el hecho de emborracharse. La campaña se pone en marcha ante el aumento de accidentes de tráfico, peleas e intoxicaciones por causa del alcohol.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.