Cultura

Cultura

Hemeroteca > 20/07/2004 > 

Robert Descharnes y la Fundación Dalí firman la paz después de años de litigios

Actualizado 20/07/2004 - 01:55:39
ABC  Las aguas de la herencia de Dalí por fin se han tranquilizado
ABC Las aguas de la herencia de Dalí por fin se han tranquilizado

BARCELONA. Tras años de litigio, la Fundación Gala-Salvador Dalí señala que «Demart Pro Arte B.V. se ha avenido a la demanda planteada por la Fundación mediante la que se solicitaba la disolución del Salvador Dalí Pro Arte Trust». De este modo, «la Fundación se convertirá en plena propietaria de la totalidad del capital social de Demart,cuya gestión ya ha asumido en régimen de administración única».

El acuerdo contempla que la Fundación desistirá de las acciones judiciales seguidas contra Demart en todo el mundo al producirse ahora una situación que hace innecesaria la continuación de estas acciones. Demart retirará, por su parte, todas las acciones legales comenzadas tanto contra el Estado como contra la Fundación Dalí oterceros en cuestiones que afectaban a la discusión de derechos de propiedad intelectual o industrial, que «en este momento laFundación controla directa o indirectamente».

Fuentes de la Fundación han expresado su «complacencia» por el acuerdo, que «viene a pacificar definitivamente unas situaciones de litigio que ahora quedan totalmente superadas». Para la Fundación Dalí, el acuerdo con Demart es «el mejor homenaje que podía rendirse a Salvador Dalí con ocasión del centenario del nacimiento del artista».

Los hechos relacionados con el acuerdo se remontan a 1986, cuando Dalí decidió ceder los derechos de explotación de su obraa la sociedad Demart, regida y organizada por Robert Descharnes, a través de un contrato que autorizaba la explotación de sus derechos hasta el año 2004, fecha en que se cumplía el centenario del artista. Este contrato quedaba subordinado a la aprobación por el Estado, el cual, después de proponer una serie demodificaciones, lo autorizó por Resolución el 19 de febrero de 1987. Pero ese mismo año falleció Dalí, que instituyó en su testamento «heredero universal al Estado Español», por lo que el Ministerio de Cultura comunicó a Descharnes que el contrato quedaba sin efecto. Este hecho desencadenó una batalla legal que el ex secretario de Dalí había ganado en Japón, Francia, Suiza, Canadá y Alemania, donde Demart Pro Arte estaba reconocida como la propietaria de los derechos de la obra del pintor, pero que perdió reiteradamente en los tribunales españoles.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.