Deportes

Deportes

Hemeroteca > 20/07/2004 > 

Jesús Losa, Médico del Euskaltel: «Iban Mayo no hace nada distinto de lo que hacen los demás»

David Millar le acusó en la comisaría de haberle recetado EPO. El médico vallisoletano no ha acudido al Tour para evitar males mayores con la justicia francesa. Reflexiona sobre la conducta ética de su profesión en el ciclismo y afirma que «el deportista profesional necesita ayudas»

Actualizado 20/07/2004 - 13:42:02

- ¿Cómo se encuentra después de la tormenta?

- Bien, tranquilo. Personalmente, afectado, pero bien. No tengo noticias de Francia en ningún sentido. Es un episodio desagradable, pero lo tengo que aceptar. Estoy metido en la vorágine del deporte y son las reglas del juego.

- ¿Cómo se ha tomado las acusaciones de David Millar?

- No es cómodo escuchar algo así. Un médico no deja de ser como cualquier otra profesión. Me lo tomo como un paciente que denuncia a un centro médico porque entiende que le ha dejado mal. No será la primera vez ni la última. Ya determinarán los tribunales quién tiene la razón.

- ¿No tiene noticias de la Justicia francesa, ni por terceros?

- No, no, de verdad. Me imagino que me llegará algo. El hecho de no haber ido al Tour es una medida de precaución para evitar males mayores. Francia posee un régimen jurídico especial y, al fin y al cabo, yo no dejo de ser un extranjero.

- ¿Ha hablado con David Millar?

- No. No he vuelto a hablar con él. No tengo nada que decir. No conozco las circunstancias en las que pudo hacer esas declaraciones.

- ¿Quiere decir que se vio forzado?

- No tengo datos objetivos. Quiero decir que un señor ha realizado esas manifestaciones igual que puede salir otro dentro de unos días diciendo que yo conducía por una calle en dirección prohibida y que me salté tres semáforos. Es fácil hablar, pero tendrán que demostrarlo con pruebas. Tengo interés en declarar en Francia y que se me escuche, pero con unas garantías.

- ¿Se puede inventar alguien una acusación de este calibre?

- Ya sé que la opinión pública pensará que es difícil que se la invente. Yo tengo una profesión y ejerzo una actividad. Soy médico, preparador y entrenador. Dentro del deporte, trabajo en varias facetas. Entreno a corredores, cuido su preparación física, hago pruebas de esfuerzo, valoraciones médicas, controlo la dieta, el peso, realizo un programa médico. Y se me paga por eso. Tengo una consulta, una empresa al margen de mi puesto con el Euskaltel. Si me viene alguien para que le mire la rodilla, se la miro. O a que le planifique los entrenamientos. No tengo un contrato de exclusividad con el equipo. Pero de ahí a decir que yo le he recetado no sé qué, va un abismo.

- ¿Se puede ser médico de Millar y de los ciclistas del Euskaltel, rivales que buscan el mismo objetivo?

- Yo pongo un ejemplo. Un periodista trabaja para un periódico, pero a veces colabora en otros medios. En el periódico que le paga escribe cinco columnas, y en el que colabora, una. Es un profesional y va a hacer bien su trabajo tanto en uno como en otro.

- Ya, pero un periodista de ABC no colabora en otro diario de Madrid. Ni uno de «As» en «Marca».

- Yo siempre hago colaboraciones que no chocan. No tengo exclusividad, pero siempre pregunto a mi equipo. Si dudo, pregunto. Y si me dicen que sí, pues adelante. Nunca he hecho nada de espaldas al equipo. A veces vienen ciclistas de otros equipos para que les ayudemos, un catarro y cosas así. Un médico no es tan decisivo como se cree para el rendimiento de los ciclistas.

- ¿No hay dudas éticas por esto?

- Yo funciono como una empresa. Mi cliente principal es el Euskaltel, pero tengo una consulta. Como otros médicos trabajan en la universidad, en un club de atletismo o en otros sitios. Es así en España, Francia, Bélgica, Italia... El ciclismo es inestable. Un día estás aquí y otro, en la calle. Y el mercado es muy amplio.

- Gorka González no pasó el primer análisis. Los médicos del ciclismo están marcados por el dopaje.

- El médico es un porcentaje mínimo en un equipo. Somos personas normales y no hay nada que esconder.

- ¿Por qué Iban Mayo no es en el Tour el mismo del Dauphinè?

- Estoy viendo los toros desde la barrera. No lo sé.

- En el Tour es la gran pregunta.

- Mayo no hace nada distinto que los demás, no hay nada especial. Ya sé que la desconfianza va con el ciclismo. Pero el mes pasado en Francia ganamos y pasamos todos los controles posibles. Al menos siete en ocho días. No han cambiado las cosas en Francia en quince días.

- El líder, Voeckler, se declara limpio y los franceses le adoran. ¿Es posible un ciclismo sin química?

- Claro. Lo que no hay que olvidar es que un ciclista tiene un gasto calórico tan intenso que necesita suplementos nutricionales como proteínas y glucosa. El Tour deja tan mermado el cuerpo y el riego sanguíneo... Se necesita la ayuda de un masaje y de otras cosas que siempre han acompañado al ciclismo. El deportista profesional necesita ayudas. De material, mecánicas, médicas, de entrenamiento...

- ¿Cuál es su situación en el Euskaltel?

- Estoy apartado del equipo, en suspensión cautelar hasta que se demuestre mi relación con Millar.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.