Toledo

null

Hemeroteca > 20/06/2005 > 

Consuelo Díez Fernández, directora del Festival Internacional de Música de Quintanar de la Orden: «Si fuera ministra de Educación, todo el mundo aprendería a leer música en el colegio»

Vive por y para ella, es su modo de vida, aunque no descuida sus ocupaciones familiares. La pasión que esta mujer tiene por la música envuelve cada una de sus expresiones

Actualizado 20/06/2005 - 02:40:52

Consuelo Díez Fernández tiene un currículo que provoca envidia; de la buena, que se dice. Nacida en Madrid en 1958, aunque con raíces en Toledo y en Torrijos, es compositora y pianista de carrera, doctora en Artes Musicales, máster en Composición, Música Electrónica e Informática Musical; licenciada en Historia del Arte y asesora musical de Televisión Española, donde presenta en La 2 los conciertos de fin de semana. Casada y con dos hijos, desde el año pasado es la directora del Festival Internacional de Música de Quintanar de la Orden, que se celebra del 1 al 17 de julio.

-¿Qué hace una mujer como usted en un festival como ése?

-(Risas). Siempre he defendido la difusión de la música y en este festival intento divulgar al máximo la música española, a los intérpretes y compositores españoles. Debemos defender lo nuestro.

-Un año después, ¿qué balance hace del debut?

- Muy positivo.Organizar en España cualquier cosa que tenga que ver con música es muy complejo. Tuvimos mucho éxito y difusión en los medios de comunicación; gracias a esto último, mucha gente que no es de Quintanar acudió a los conciertos. Aunque hay que tener en cuenta que yo no partía de cero, porque este festival cumplía la undécima edición. El público ya está acostumbrado a que en julio haya un festival en Quintanar, y acude a él con interés y ganas. Se le ve disfrutar.

-¿Qué novedades habrá este año?

-Tenemos un concierto más, que para nosotros es un esfuerzo muy grande. También está la incorporación de la danza (sábado 2 de julio), con el grupo Orfeo, y de la ópera (domingo 10 de julio), con «Don Quijote de La Mancha en Sierra Morena», de un compositor del barroco italiano, Fabio Conti; aunque no es una versión escenificada, porque no tenemos un auditorio adecuado para ofrecer ópera tal cual. Es en versión concierto, pero al fin y al cabo es una ópera.

-¿Qué le falta al festival?

-Se supone que nada (risas). Sí me hubiera gustado contar con un presupuesto menos ajustado (94.000 euros, una cifra récord) para ofrecer una orquesta sinfónica. Me gustaría, me gustaría muchísimo, porque es algo que el público agradece, es un espectáculo imponente. Pero una orquesta sinfónica lleva un presupuesto muy grande, mover a cien personas cuesta mucho. \.

-¿De dónde le viene la afición?

-De familia. Mi abuelo por parte de madre era muy aficionado a la música, una tía mía es también pianista, mis padres han tenido muy buen oído y mucho gusto por la música desde que yo les conozco,..., me propusieron dar clase de música y yo dije que sí. Y poco más, porque mi familia no es una saga relacionada con la música.

-¿Cómo se encuentra de contenidos musicales la televisión?

-Está muy parca, a pesar de que yo participo en uno de los pocos contenidos musicales que existe. Es muy escasa sobre todo en las televisiones públicas, porque entiendo que las privadas son un negocio. Las públicas deberían hacer un esfuerzo especial, porque se supone que deben dar un servicio público que no está cubierto por otras cadenas. ¿Que no nos podemos quejar porque hay dos espacios semanales dedicados a la música? Siempre sería más beneficioso para el mundo musical en general que fuese un hecho más cotidiano y a unas horas de máxima audiencia. Durante años. en Televisión Española retransmitieron óperas desde el Teatro Real de Madrid a las ocho y media de la tarde, y el resultado no fue malo. No me preguntes por qué no se repite.

-Usted presenta los conciertos de fin de semana en La 2 a las ocho de la mañana. ¿Quién hay delante del televisor a esa hora?

-El horario es un problema. Los sábados y domingos, todo el mundo apura la hora de levantarse, y las ocho de la mañana es muy temprano. Ahora, tengo que decir, que hay gente que lo graba y otras personas, porque nos lo han dicho y nos han escrito, se levantan exclusivamente a ver el programa. Hay aficionados para todo. Nos honra y nos invita a hacerlo cada día mejor. Gracias a Dios, a partir de julio, cambiará el horario los sábados, a las once de la mañana.

-De ser directora de RTVE, ¿qué no faltaría en su programación?

-Desde luego, una difusión amplísima de todo lo que tuviera que ver con música española. Patrocinaría espacios que difundiesen la música de autores tanto vivos como recientemente muertos, o incluso históricos, porque hay un desconocimiento enorme alrededor de nuestra música, aunque sea del siglo XV. Y promocionaría también vídeos y grabaciones de los compositores que viven, hablando sobre su obra, trayectoria, actividades, anhelos y sus sueños. Esto se hace con otras facetas del Arte, pero no con la música. Sería un documento para la Historia importantísimo.

-Y si fuera ministra de Educación, ¿qué haría con la música?

-Para empezar, daría una importancia a las Humanidades que no tienen. Eso me parece absolutamente crucial. La sociedad mejorará el día que las humanidades sean una actividad crucial en el currículo de los estudiantes, y por supuesto, todo el mundo aprendería a leer música en el colegio y a tocar un poquito un instrumento, porque está comprobado científicamente que equilibra la personalidad de los niños, les ayuda a tener un concepto espacial y matemático mayor, y tiene unos beneficios enormes para la persona. Intentaría que la música llegase a todo el mundo, implantándola de forma generalizada, impartida por profesionales, ¡ojo!, en la enseñanza general. Esto cambiaría el desarrollo musical en España.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.