Sociedad

null

Hemeroteca > 20/06/2003 > 

Rita Colwell: «El proyecto Earthscope nos permitirá predecir terremotos en un área con años de antelación»

Rita Colwell, directora de la agencia que financia el 20 por ciento de la investigación básica en Estados Unidos, ha demostrado la relación entre el clima y los brotes de cólera en Blangladesh

Actualizado 20/06/2003 - 00:20:30
La microbióloga Rita Colwell, ayer en la Fundación Ramón Areces. JOSÉ GARCÍA
La microbióloga Rita Colwell, ayer en la Fundación Ramón Areces. JOSÉ GARCÍA
Rita Colwell, microbióloga de 68 años, dirige desde 1998 la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF) de Estados Unidos, uno de los grandes motores financieros de la investigación básica en ese país, apoyando el desarrollo de grandes instalaciones científicas en la Antártida y otros continentes, así como ambiciosos proyectos interdisciplinares de investigación sobre los problemas más complejos de la ciencia. Pese a manejar el timón de la NSF, esta investigadora estadounidense de rutilante currículum tiene tiempo para continuar sus trabajos de investigación en la Universidad de Maryland. Ayer participó en un simposio internacional que celebra la Fundación Ramón Areces en Madrid, con la asistencia de destacados representantes de las Sociedades de Microbiología de España, Portugal y América Latina.
-En un estudio que usted ha publicado recientemente en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. se demuestra que existe una relación entre el clima y la bacteria del cólera. ¿Qué puede contarnos de esa investigación?
-Hemos hecho varios descubrimientos importantes. Hace algunos años demostramos que la bacteria del cólera vive en el medioambiente marino. Por supuesto, esa hipótesis no fue inicialmente aceptada, pero fuimos capaces de probar que ese microorganismo está ligado al plancton. En posteriores estudios con satélites averiguamos que la temperatura del agua del mar aumenta en primavera, disminuye ligeramente en la temporada de monzones y luego vuelve a subir en otoño. Descubrimos que, sorprendentemente, ese ciclo precede año tras año a la aparición, cuatro o cinco semanas después, a los brotes de cólera. Averiguamos que, al subir las temperaturas, el plancton se incrementa y la bacteria es liberada en el agua. El plancton tiene un tamaño de 250 micras y la bacteria de 1 a 2. Por eso hicimos finalmente un experimento sencillo con el tejido de los saris en 50 aldeas de Bangladesh. Explicamos a las mujeres que van a las fuentes a primera hora de la mañana que usaran el tejido del sari, doblado varias veces, para filtrar el agua. Vimos que retenía el plancton y que la incidencia de casos de cólera se redujo un 50 por ciento. Este estudio refleja que el clima y el medioambiente interaccionan con las enfermedades.
-Es especialmente relevante además si, como todo apunta, el planeta vive un cambio climático.
-En el caso de la malaria, que es transmitida por un mosquito, sí podemos afirmar que si se produce un calentamiento global se ampliarán las zonas habitadas por el insecto transmisor. Sin embargo, creo que sería simplista pensar que el cambio climático automáticamente generará un incremento de las enfermedades infecciosas. Tenemos, en todo caso, capacidad de respuesta con medidas de salud pública.
-¿Qué puede contarnos de dos nuevos proyectos que cuentan con el apoyo financiero de su institución, la Red de Observatorios Nacionales de Ecología y el Earthscope?
-Earthscope es un proyecto muy excitante que ya dispone de fondos. Consiste en una red de observatorios profundos a lo largo de Estados Unidos. Nos permitirán hacer mediciones bajo el subsuelo para predecir con años de antelación la aparición de terremotos. Estamos utilizando como ejemplo el área de la falla californiana de San Andrés. Esta red dispondrá de potentes sismómetros con una capacidad sin precedentes. Con ellos podremos dar alertas tempranas a áreas densamente pobladas para proceder a evacuar a la población antes de que se pierdan vidas. Si sabemos que en un área se producirá en diez años un terremoto de grados 4 a 7 en la escala Ricther podremos prepararnos con tiempo. La Red de Observatorios de Ecología es muy importante y esperamos disponer de fondos para el proyecto en octubre. Su objetivo es construir instrumentación para medir los efectos del clima y parámetros medioambientales, por ejemplo la huella genética de los microbios del suelo y agua en diferentes zonas de EE.UU. Identificaremos las poblaciones microbianas y predeciremos la repentina aparición de patógenos para plantas, animales o personas. Disponemos de superordenadores para saber qué puede ocurrir analizando las tendencias.
-Como microbióloga, ¿que espera de la perforación actualmente en marcha del lago subterráneo Vostok, de la Antártida?
-Es muy excitante. Allí existen microorganismos congelados en el hielo desde hace millones de años. La posibilidad de estudiar sus secuencias genéticas y compararlas con la de bacterias que han estado expuestas a la acción de la atmósfera y el clima nos dará una fantástica cronología de mutaciones. Veremos cómo funcionaban los genes entonces y cómo lo hacen ahora.
-La Fundación Nacional de la Ciencia está impulsando el conocimiento de las matemáticas y las ciencias en general en las escuelas norteamericanas. ¿Cuál es el nivel de conocimiento científico de los maestros y los estudiantes de Estados Unidos?
-Tenemos un serio problema, aunquecreo que es universal.En Estados Unidos, los niños están alejándose de la ciencia y la ingeniería entre los 12 y 14 años. El declive de interés por la ciencia es enorme a esas edades. Parece incluso que lo que se lleva ahora es no ser bueno en ciencia porque eso es cosas de chicos raros. Pero esto es un tremendo error porque vivimos en una sociedad altamente tecnológica, que necesita nuevos ingenieros y científicos. Estamos invirtiendo mucho en todo tipo de programas. Hay uno del que estamos muy orgullosos. Estudiantes ya graduados reciben fondos para dedicarse durante 20 horas semanales en los institutos a trabajar con los profesores y a despertar, como si fueran hermanos mayores, la fascinación por la ciencia en los más pequeños.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.