Cultura

Cultura

Hemeroteca > 20/05/2003 > 

Recuperan la memoria fotográfica de las Brigadas Internacionales

Michel Lefebvre y Remí Skoutelskyreúnen 350 fotografías inéditas de los voluntarios internacionales en la Guerra Civil

Actualizado 20/05/2003 - 05:00:04
MADRID. Ayer, Michel Lefebvre (periodista de «Le Monde», hijo de exiliado) y Remi Skoutelsky (autor de «La esperanza guiaba nuestros pasos», Grasset) presentaron «Las Brigadas Internacionales. Imágenes recuperadas» que ha publicado Lunwerg como anticipo de una exposición que el Círculo de Bellas Artes albergará en julio. Este libro recoge 350 documentos fotográficos inéditos que, además de fotos de prensa, incluyen carteles, postales y pasquines rescatados de archivos públicos, privados y de colecciones particulares, en los que se muestra el trabajo de fotógrafos como Capa, Chim, Centelles, hermanos Mayo, Torrents, Reuter, Turai o Escobar.Para Skoutelsky, esta investigación se justifica porque «la recuperación de la memoria de la Guerra Civil es importante en Francia, ya que muchas familias tienen una historia personal con un brigadista o con un exiliado español».
Reclutadas, organizadas y dirigidas por el Komintern (III Internacional, de obediencia soviética), las Brigadas Internacionales agruparon -según las cifras aportadas por estos investigadores- a 35.000 voluntarios (socialistas, comunistas, anarquistas) en su mayoría procedentes de la frentepopulista Francia (lo mismo naturales que emigrantes de otras nacionalidades), junto a británicos, alemanes, norteamericanos y centroeuropeos, cifra que -siempre en su opinión- fue multiplicada por los historiadores nacionalistas porque «ponía en evidencia que la participación alemana e italiana fue superior». En fin, aunque nacieron de un proyecto del «periodo más negro del Komintern, las Brigadas no fueron -en palabras de Skoutelsky- un «instrumento» de la política de Stalin y tampoco se entrometieron en asuntos internos de la República, porque Stalin estaba decidido a ser muy «prudente» en España». Lo cual no excluye, para Lefebvre, que «las Brigadas participaron en un esfuerzo de propaganda muy importante. En la lucha de la propaganda la República ha ganado. Y el gran organizador de la propaganda fue el Komintern», a quien la mayoría de los fotógrafos entregaba sus negativos. Memoria no «instrumental» que, finalmente, Stalin «instrumentó» para condenar en los procesos de Moscú y aún después a brigadistas como Artur London, entre otros muchos.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.