Históricas

null

Hemeroteca > 20/04/2010 > 

Boxeadores a los que la vida les dejó "KO"

El suicido del venezolano Edwin Valero, ex campeón de los ligeros del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quien el domingo fue arrestado como principal sospechoso del asesinato de su esposa, puso hoy fin

Actualizado 20/04/2010 - 10:18:47
El suicido del venezolano Edwin Valero, ex campeón de los ligeros del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quien el domingo fue arrestado como principal sospechoso del asesinato de su esposa, puso hoy fin a otra historia trágica de gigantes del ring con guantes de barro que han entristecido a América.
Valero, de 28 años, fue encontrado ahorcado con sus ropas en una de las celdas de la estación policial en el estado de Carabobo, donde fue recluido poco después de que se encontrara el cadáver de su esposa, Jennifer Carolina Vera, en la habitación de un hotel. Celebridad en Venezuela, el considerado "mejor noqueador de la historia" por el presidente del CMB, José Sulaimán, ya había sido detenido en varias ocasiones por agredir a su esposa, a su madre y a su hermana, y pasó cortos periodos en clínicas por su dependencia del alcohol. Tan trágica y triste la historia de Valero han sido otras de ídolos de este deporte en América.
El argentino Carlos Monzón murió en un accidente automovilístico en enero de 1995 cuando gozaba de salidas restringidas para trabajar en la parte final de una pena de once años de prisión a la que fue condenado por el asesinato de su segunda esposa, la modelo uruguaya Alicia Muñiz, con la cual tuvo un hijo. Monzón, campeón mundial invicto de peso medio entre 1970 y 1977, se había declarado inocente del cargo que se le imputó y aseguró que la caída de Alicia
Muñiz desde un balcón de la casa de veraneo que habitaban en Mar del Plata en 1988 se debió a un accidente. El boxeador santafesino es considerado uno de los grandes ídolos de la historia del deporte argentino, en un pedestal compartido con Diego Maradona y el cinco veces campeón mundial de la Fórmula Uno, Juan Manuel Fangio.
Esteban De Jesús, Edwin 'el Chapo' Rosario y Héctor 'El Macho' Camacho, son algunos de los legendarios púgiles puertorriqueños que pasaron de ser venerados durante sus periodos de gloria a caer en las garras de las drogas. De Jesús (1951-1989), quien defendió el título ligero de la Organización Mundial de Boxeo por dos años, murió con 37 a causa del sida que contrajo por compartir las jeringuillas con las que se inyectaba la heroína a la que era adicto.
Obtuvo reconocimiento cuando en 1972 venció por decisión unánime al hasta entonces invicto panameño Roberto 'Mano de piedra' Durán, quien después se vengó en dos ocasiones. 'El Chapo' Rosario (1961-1997), dos veces campeón mundial en las divisiones ligero (135 libras) y welter ligero (140 libras), cumplió penas de cárcel por casos relacionados a la adicción a las drogas, que lo mataron un 1 de diciembre.
Ese día, Rosario se vistió con un traje, acudió a distintos locales del área donde residía para pagar sus deudas a varias personas, y luego murió en su hogar. La tragedia de los campeones mundiales tocó en 1982 a quien fue monarca mosca de la AMB, el dominicano Eleoncio Mercedes. Murió de varios disparos realizados por un oficial del Ejército, tras una discusión por asuntos de faldas.
Cada 28 de octubre, el colombiano Antonio Cervantes 'Kid Pambelé' madruga para llamar a sus amigos, los pocos que aún le quedan, para preguntarles qué se conmemora en ese día.
Y si un desconcertado "no sé..." emerge como respuesta, la réplica del ex monarca de las 140 libras es rápida, como la andanada de golpes que solía soltar para liquidar a sus rivales: "pues hoy cumplo (equis) años de ser campeón mundial". El 28 de octubre de 1972 fue la fecha en que Pambelé conquistó el título de campeón mundial de boxeo en la categoría welter júnior ante el panameño Alfonso 'Pepermint' Frazer. Ese día Colombia vio nacer a su primer monarca en un cuadrilátero.
Tras la gloria nacional, la fama mundial y la riqueza que el boxeo le deparó entonces, la tragedia griega no abandona al hombre que el 23 de diciembre pasado cumplió 64 años.
Una vez más, quizá ya no sea posible saber cuántas van, el ex campeón de la AMB busca una nueva oportunidad para salir del hoyo a donde lo ha llevado su adicción a las drogas y el alcohol. Lo ha intentado sin éxito en diferentes instituciones nacionales e internacionales, oficiales y privadas, pero siempre termina arrojando la toalla.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
PUBLICIDAD
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.